Carta contra el bullying

Querido niño, querida niña, querido chico, querida chica:

Si has llegado a estas palabras, quizá es porque tu vida se está volviendo complicada. Es posible que estés sintiéndote tremendamente triste, solo. Puede que pienses que no vales nada, que eres alguien despreciable y que cualquiera es mejor que tú.

Seguramente has llegado a estas conclusiones por las humillaciones constantes que estás recibiendo, de ella, de él, de ellos o de ellas, mientras los demás miran a otro lado, se esconden, participan o hacen como que no se enteran.

Tienes que saber que esto que estás viviendo no está bien. No es justo. Estás sufriendo una injusticia. En determinados casos puede ser un delito, y tienes que tomártelo en serio.

no-al-bullying

Has de entender que tú nunca serás la persona responsable de esta situación, sólo lo es quien agrede. Debes comprender que da igual si eres alto, bajo, rubio, moreno, con gafas, aparato, de esta ciudad o de cualquier otra…da exactamente igual como seas, porque el problema no está en ti.

Se que te lo han repetido tantas veces que has terminado creyendo que tienes ese defecto, o esos defectos. Pero es mentira. Solo han buscado una excusa para poder sacar su rabia.

Date cuenta que la gente que es feliz, que se encuentra bien, que su vida está en paz, no necesita hacer daño a los demás. Solo hace daño el que está mal. La persona o las personas que te agreden, ellos tienen el problema, ellos son los que por sus defectos, te atacan a ti.

¿Y porqué a ti? Porque sí. Es así de injusto. Simplemente te cruzaste con ellos en un momento inadecuado, en el momento en que su malestar, sus limitaciones y su rabia se fijó en ti. Da igual como seas, cualquier excusa es buena.

“¡Pues vaya alivio!” -pensarás- la verdad es que esto no soluciona la situación, pero tienes que reflexionar sobre ello. Piensa cuando has estado más feliz y contento , ¿te enfadabas con tu gente? ¿te comportabas mal? y por el contrario, cuando estás mas triste y disgustado, ¿te das cuenta que pagas tu dolor con los demás muchas veces?. Esto mismo le pasa a quien te está haciendo daño. Quiero que entiendas que es él o ella, o ellos o ellas quienes tienen algo de lo que avergonzarse, no tú.

También quiero que entiendas varias cosas, no vale solo con comprender la situación, hay que cambiarla. Para ello tienes que ser listo, vas a tener que valorar que muchas veces no se puede y no es buena idea enfrentarte a ellos, para eso existe la Ley que te protege, la policía que acudirá a tu ayuda,  solo que si tú no avisas, nadie puede hacer nada por ti.

Tienes que hablar con tus padres, dejar la vergüenza al lado. Esto es muy importante, es un gesto tremendamente valiente pero necesario, por ti , para que dejen de hacerte daño, y por otras personas que estén sufriendo esta misma situación.

Ellos sabrán que tienen que hacer, y lo primero y más importante, va a ser protegerte a ti. Volverás a sentirte a salvo, tranquilo y seguro. Y las personas que hacen mal, tendrán que pagar las consecuencias, como sucede en la vida.

Se que es una situación horrible y que muchas veces crees que no hay salida, pero la hay.

Puede que te hayan hecho mucho daño, que creas las cosas feísimas que te han dicho, que hayas llegado a dudar de ti. En esos casos, es bueno que hables con alguien que te ayude a darte cuenta que la opinión del que te desea mal suele ser una opinión mentirosa y perjudicial para ti, porque lo que busca es tu daño. Quizá necesites que te ayuden a entender lo que has vivido y dudar lo que te han hecho creer.

Hay algo más que quiero que sepas, todo lo que sucede, todo, cuando pasa el tiempo, deja de ser tan importante, deja de doler tanto. Llegará un día en que esto sea un mal recuerdo y tú te encuentres bien, y nada de lo que te está pasando ahora, te pasará en ese momento, pero aunque esto es así, es importante que se le ponga fin lo antes posible, así que no lo dudes, pide ayuda.

 

The following two tabs change content below.

Rosa Maria Luna Arroyo.
Nº Colg. M 24056

Master en Psicología Clínica y de la Salud (UCM).
Licenciada en Psicología especialidad de Clínica. UCM.

Teléfono: 688 955 546

1

Comentarios

  1. Anonima  marzo 7, 2017

    A mi me han estado insultando y pegando 7 años y lo injusto es que fui yo quien tuvo que irse del centro.
    Tengo una amiga en el cielo así que si alguien tiene problemas vaya a la comisaría mas cercana y cuéntelo.
    GRACIAS

    responder

Añadir un comentario