Día 9: Cuidado con el cántaro

Este ejercicio corresponde al taller Aprende a ser feliz en 30 días con 30 pequeños gestos diarios

Para de quejarte

Hoy no vas a poder hacerlo. Hoy tu mundo no va a ser un lugar desagradable y cruel.

Entiendo que puedes estar disgustado con algunos acontecimientos de tu vida, personas, circunstancias…pero hoy no vas a quejarte.

Con este ejercicio no se consigue cambiar estas situaciones que nos desagradan en la vida, pero quejándote tampoco. La queja constante y desproporcionada conlleva dos consecuencias directas: en mi mismo, el pesimismo. En los demás, el agotamiento.

En lo que a ti respecta, hoy vas a tener que fijarte más en lo bueno que en lo malo, vas a intentar creer en un futuro positivo, tanto inmediato como a a largo plazo. Esto se complementa perfectamente con el ejercicio del Día 5: En busca de la felicidad.

Este optimismo predispone a que nos comportemos de una manera constructiva y sana. Si te das cuenta, cuando te quejas, afirmas que todo va mal, o todo va a ir mal. Este derrotismo nos deja en el mismo punto de partida, no se produce cambio, solo el malestar de recrearme en esta situación que tanto me disgusta. Si no me quejo, si analizo la situación racionalmente y busco salida, atisbo la posibilidad de superar y cambiar lo que me duele. Y he aquí lo que en nuestro refranero se conoce como “la pescadilla que se muerde la cola” o la profecía autocumplida: en ambos casos, consigo aquello que he supuesto que sucedería.

Tus pensamientos son poderosos, porque te conducen directamente a los actos, y los actos son los que dibujan tu vida. Así que no te quejes. Planteate cómo cambiar y cree en que puedes hacerlo.

Respecto a los demás.

Tanto va el cántaro a la fuente, que al final se acaba rompiendo

Todos conocemos a alguna persona que suele quejarse con frecuencia: algo le duele o algo le va mal. No es que esto no sea cierto, es que perdemos la esperanza de poder ayudarle. Al principio lo intentamos todo, pero al ver que se enfrasca en el malestar nos damos por vencidos y relativizamos su sufrimiento.Esto a su vez hace que la persona que se queja se sienta más incomprendida y sola, por lo que se centrará aún más en su malestar.

Hoy intenta no quejarte. Notarás como al final del día tu estado de ánimo ha mejorado. Como te sientes más poderoso y seguro de ti mismo al no ser una víctima de las circunstancias sino el dueño de tu vida. Los demás se acercarán a ti de buen gusto y seguramente las conversaciones sean mucho mas agradables y entretenidas si no hay quejas de por medio.

No olvides apuntar en tu diario tu experiencia personal con esta tarea. ¡Disfruta del ejercicio!

Y mañana Día 10. Conviértete en árbol

 

The following two tabs change content below.

Rosa Maria Luna Arroyo.
Nº Colg. M 24056

Master en Psicología Clínica y de la Salud (UCM).
Licenciada en Psicología especialidad de Clínica. UCM.

Teléfono: 688 955 546

0

Añadir un comentario