BLOG - video blog

Duelo en el coronavirus

¿Qué es el duelo?

El duelo es un proceso natural, necesario y saludable que se produce ante una pérdida.

Nos permite integrar la pérdida y adaptarnos a las nuevas circunstancias

Es cierto que de forma natural muchas personas son capaces de generar recursos por si mismos para gestionar la pérdida, pero en muchas ocasiones se va a necesitar un acompañamiento terapéutico

Se trata de los duelos traumáticos, aquellos donde la persona se ha visto desbordada, sin recursos para gestionar esta situación

Hay circunstancias que facilitan el hecho de integrar la pérdida, por ejemplo que la persona sea mayor o tras una larga enfermedad.

Sin embargo, una muerte inesperada, repentina , de una persona joven o en circunstancias dolorosas hará que el duelo sea un proceso más complejo

¿Cómo es el duelo en el COVID19?

Esta situación que estamos viviendo por el COVID19 se caracteriza por un halo de irrealidad, algo que difícilmente somos capaces de comprender.

El desarrollo de esta enfermedad es muy rápido y fulminante, falleciendo personas que tan solo hace unas semanas estaba sana.

Además esta situación es especialmente dura al caracterizarse por un sentimiento de soledad y aislamiento: soledad a la hora de fallecer, soledad a la hora de perder a un familiar, no poder acompañarlo pero tampoco recibir un acompañamiento y apoyo de los tuyos

No poder despedirte de tu persona amada, cogerle la mano y decir aquello que necesites ,es algo que por desgracia también estamos viviendo

Ancestralmente, hemos tenido una serie de rituales que facilitan la despedida y el acompañamiento, generan una situación de recuerdo y amor como sucede en el velatorio, entierro o funeral. En este momento y por las condiciones de salubridad no se están pudiendo celebrar estos rituales o se hacen con muy pocas personas, aunque desde luego va a ser deseable realizar celebraciones de este tipo más adelante

¿Qué emociones son características?

El proceso de duelo implica un cocktail enorme de emociones. Vamos a localizar tres fundamentales: culpa, tristeza y enfado.

Culpa por todo aquello que quise haber hecho , dicho / no haber hecho o dicho

Enfado es una emoción muy característica y cumple su función en el proceso de duelo, pero poco a poco hay que trabajarla para que de paso a la emoción de tristeza

Tristeza, la emoción fundamental , sanadora. La encargada de este proceso y quien ayudará a integrar la pérdida. En la medida en la que se ama, la tristeza será más inmensa

Las emociones van a ser muy intensas en el proceso de duelo, sobretodo en los primeros días, pero esto se irá graduando con el paso del tiempo

Una señal de que el duelo no está bien elaborado es que con el paso del tiempo la persona sigue teniendo accesos a estas emociones de manera muy intensa. Esto suele señalar que la persona las ha bloqueado en lugar de elaborarlas, lo que se traduce en inundaciones de dolor.

¿Cómo ayuda un psicólogo en el duelo?

El objetivo del duelo es aprender a amar a tu allegado de otra manera. Evidentemente no es como te gustaría , consiste en aprender a querer a tu ser amado de una manera que te permita volver a tener una vida plena.

Recordar a tu ser querido desde el amor y la plenitud de todo lo vivido, no desde el sufrimiento de ya no tenerle a tu lado

Si por tu cuenta te resulta difícil llevar a cabo este proceso, si te ves abrumado por el dolor después de un tiempo o la evitación se ha hecho dueña de tu vida, no dudes en acudir a un psicólogo especializado en duelo

Es verdad que hay gente que se siente muy cómoda desde las pautas y de hecho será importante una serie de recomendaciones en la terapia, pero el psicólogo en el duelo tiene que ser capaz de un buen acompañamiento emocional

Ha de ser un terapeuta empático, que te haga sentir que te entiende, que no te juzga y normaliza tu forma de sentir. Además ha de ser capaz de sujetarte y permitirte sentir todas tus emociones

BLOG - video blog

Acompañamiento a niños en tiempo de Coronavirus

La psicóloga experto infanto juvenil Tamara Alonso Nevado te ayuda con esta entrada a gestionar esta situación con los más pequeños.

Se van acumulando los días en este confinamiento y esto implica más esfuerzo por nuestra parte, para intentar que en nuestro hogar predomine la tranquilidad.

Me gustaría poder ayudarte a reflexionar sobre cómo estas gestionando esta situación tan complicada, que la vida nos ha puesto en nuestro camino, y así poder encontrar pequeñas claves para poder acompañar a nuestros hijos de la mejor manera que podamos.

Reflexiona

Primero, te animo a que te permitas reflexionar: ¿cómo he estado estos días de encierro en casa?, ¿qué emociones he sentido?, ¿qué conductas he realizado?, ¿estas conductas iban en la línea del autocuidado?, ¿en quién me he apoyado?, ¿me he permitido sentir el malestar cuándo ha aparecido?, ¿Qué pensamientos me perturban?, ¿cómo manejo dichos pensamientos?

Si te das cuenta todas estas preguntas están enfocadas en ti. No en cómo han llevado tus hijos este tiempo de confinamiento. ¿Por qué?, porque sólo si tu estas calmado, tu hijo podrá encontrar su calma.

Por eso es tan importante que te centres en ti y en tus emociones para poder hacer un buen acompañamiento.

1. Identifica tu emoción, permítete sentir la emoción sea cual sea, todas son válidas y están para ayudarnos a adaptarnos a esta situación.

2. Una vez aceptada la emoción, respira profundamente y conecta con tu sentir. Si te permites transitar por esa emoción, será más fácil regularla y no dejar que te domine.

3. Es importante que favorezcas la expresión emocional, puede ser apoyándote en un amigo, escribiendo, dibujando… habla contigo sobre ello, háblate con cariño, intentando traducir tus pensamientos en conductas que te ayuden a avanzar en esta situación adversa.

Cuidado con la exigencia hacia ti y hacia los demás

En estos días, hemos recibido muchas alternativas de actividades de diversos profesionales para ayudarnos a entretener a nuestros hijos. Esta ayuda que en un primer momento es muy útil, puede volverse en contra si lo vives desde la exigencia y la culpabilidad, si no llegas a cumplir con tus expectativas. Permite también que tus hijos tengan momentos de no hacer nada, de disfrutar de parar y simplemente ESTAR con ellos, estar presentes en este momento, conectar con ellos, fomentar conversaciones…

Intenta que el momento de hacer sus tareas académicas, no sea una lucha entre vosotros. Los niños y adolescentes son un grupo vulnerable en esta situación de encierro, son los que más necesitan el movimiento libre, explorar su entorno, estar con sus iguales… es cierto que tienen un gran poder de adaptación y seguro que te verás gratamente sorprendido en muchos aspectos por tus hijos.

Por ello, cuando llegue el momento en que muestren su malestar, se frustren, se enfaden intensamente… recuérdate que es totalmente normal que se sientan así, valida sus emociones (“entiendo que estés enfadado” , “yo en tu situación me sentiría igual”), conecta con ellos antes de intentar reconducir la situación, y cuando sientas esa conexión en la que sientas empatía hacia tu hijo, intenta introducirle un mensaje adecuado y buscar un pensamiento que le pueda ayudar en ese momento (“¿qué te parece si nos preparamos algo rico de comer, mientras leemos juntos ese libro que te han mandado en el cole?” , “¿te apetece que después de trabajar 20 minutos, juguemos juntos al escondite?”).

Si ante esto sigue mostrando rechazo, invítale a que sea él, el que busque propuestas, negocia con él. Si no está receptivo, inténtalo más tarde en un momento de calma. Acudir al chantaje, castigo, culpa… lo único que va a hacer es que el ambiente en casa sea más tenso y estresado.

Cuídate para poder cuidar

Esta situación impuesta nos ofrece una oportunidad para parar y conectar con nuestra familia. Prioriza tu salud mental y la de tus hijos.

En este momento es cuando más necesitamos sentirnos queridos y apoyados. En nosotros está el recuerdo que se puedan llevar nuestros hijos de este confinamiento.

Aprovecha esta oportunidad para que tus hijos aprendan a ser resilientes.

La resiliencia es la capacidad que tiene una persona para afrontar y superar situaciones adversas. Para ello tendrás que esforzarte para desarrollar esta capacidad en ti.

Una buena forma de entrenar la resiliencia puede ser hacer ejercicios de gratitud cada día (por ejemplo: durante la cena cada miembro de la familia puede expresar su gratitud hacia alguien, hacia sí mismo o hacia la vida) y también ejercicios de focalización positiva (por ejemplo, antes de acostarnos, decir las cosas positivas que ha tenido el día).

Dales información adaptada a ellos

Protégeles de informaciones innecesarias. El contagio de la enfermedad no debe de ser un tema tabú, pero tampoco el foco de todas las conversaciones. Busca la información de manera privada y comparte con tus hijos lo que consideres adecuado o lo que ellos te pregunten si así fuera necesario.

En muchas familias el dolor está muy presente porque hay familiares enfermos o que han fallecido en este periodo. Tus hijos van a ser testigos de este malestar, y es adecuado que reciban una breve explicación sobre la situación real en la familia, y que adaptemos la información y la manera de expresarnos a la edad de nuestro hijo.

Estate disponible para hablar de ello cuando tu hijo lo necesite, no des largas explicaciones pero sí responde las dudas que tengan al respecto.

Pon palabras a tus emociones, eres humana (“mamá esta triste porque el abuelo esta malito”) y estás enseñando a tus hijos que está permitido sentir y expresar emociones.

A la vez, hemos de intentar ser ejemplo de una buena regulación emocional, si las emociones son muy intensas lo más adecuado es buscar un lugar de intimidad para encontrar la calma y comunicarnos con nuestros hijos cuando podamos regular la emoción y no nos sintamos desbordados por ella.

Repítete en momentos difíciles, que irás encontrando la manera de llevar estos días, es una situación que requiere tiempo y paciencia.

Cada día nos abruman muchas informaciones y cada día implica un esfuerzo por nuestra parte de aceptar la situación, volvernos a ubicar, y adaptarnos a los acontecimientos.

Por ello no pongas más carga sobre ti mismo, no fomentes tu parte más crítica y exigente, intenta acudir a tu “yo” más compasivo y cariñoso, cuídate y quiérete mucho.

BLOG - video blog

Ansiedad y gestión de emociones. Coronavirus y estado de alarma

La ansiedad está a la orden del día con la llegada del coronavirus y tras decretarse el estado de alarma.

Como ya vimos en el artículo anterior, la emoción, conducta y pensamiento son respuestas que se influyen entre sí, generando muchas veces un bucle de malestar ante esta situación desatada por la ansiedad por el coronavirus.

Sin embargo, esta puede ser una oportunidad para generar nuevas herramientas.

En este artículo vamos a abordar herramientas para gestionar las emociones haciendo especial hincapié en la ansiedad y su respuesta fisiológica

Gestionando la emoción de la ansiedad en el cuerpo

La respuesta fisiólogica de la ansiedad es absolutamente adaptativa, el humano está diseñado para soportarla. Pero puede llegar a percibirse como desagradable y muy potente y llegar a resultar perjudicial cuando nos domina y perdemos el control de la misma

Os propongo realizar dos ejercicios para reducir la ansiedad:

Gestionando la ansiedad a través de la respiración:

PASOS:

  • Mantener una postura cómoda, de pie o sentada.
  • Respirar lentamente por la nariz
  • Al inspirar llenar primero las partes bajas de los pulmones, sacando el abdomen hacia fuera. Seguidamente, llenar las partes medias de los pulmones, acomodando el aire en la parte inferior del tórax. Por último, llenar las partes superiores de los pulmones mientras se eleva ligeramente el pecho y se mete el abdomen hacia adentro, ayudándonos del movimiento de los hombros hacia detrás.
  • Mantener la respiración unos pocos segundos
  • Expirar lentamente, metiendo el abdomen hacia adentro y relajando todo el cuerpo

Relajación progresiva de 4 grupos musculares

A través de este ejercicio, aprenderás a identificar y corregir las señales de tensión en tu cuerpo

Antes de comenzar, realiza 3 o 4 respiraciones profundas como has aprendido en el ejercicio anterior

PASOS

1er grupo muscular: brazos

Concéntrate en tus puños y brazos, apriétalos fuerte y céntrate en los puntos de mayor tensión. Siente la tensión… basta, deja los brazos caer lentamente. Céntrate en el alivio que experimentas cuando aflojas los músculos. Repite el ejercicio.

2º grupo muscular: hombros-cuello-cara.

Ahora trabajamos tensionando los hombros, cuello, frente, párpados, mejillas, mandíbula y labios. Basta, afloja los músculos, relaja y siente el alivio que se produce. Repite.

3er grupo muscular: pecho-abdomen.

Hacemos un arco con la columna, saca el tronco hacia fuera, retén el aire 3 segundos para trabajar también el pecho e intenta tocarte con el ombligo la parte trasera de tu cuerpo. Céntrate donde notas mayor tensión… basta, afloja, expulsa el aire despacio, céntrate en el alivio que sientes. Repite.

4º grupo muscular: piernas.

Levanta las piernas dirigiendo la punta del pie hacia tu cuerpo…basta, déjalas relajadas, siente el bienestar que experimentas. Repite.

Para finalizar vas a realizar de nuevo la respiración abdominal profunda, toma aire lentamente, nota como se hincha el abdomen, y expúlsalo muy despacio. Repite varias veces (3 ó 4 veces).

¿Y qué pasa con el resto de emociones?

Naturalmente seguro que sientes como la ansiedad por el coronavirus se dispara en más de un momento a lo largo de tu día.

Pero hay muchas más emociones que te están acompañando, que son importantes y que también hay que cuidar.

Sin duda reconocerás que muchas veces se trata de un cocktail donde aparecen emociones muy distintas y potentes al mismo tiempo. Es normal.

Miedo por esta situación que nos es desconocida

Tristeza o melancolía. Echarás de menos a tu gente, su contacto, su presencia. Tu libertad, tu vida.

Enfado y rabia al percibir situaciones que consideras injustas.

Frustración al percibir que te gustaría hacer más de lo que haces (Aunque si te quedas en casa, salvas vidas 🙂 )

¡Qué emociones más potentes!

Te animo a que seas plenamente consciente de ellas. Para ello, vas a tener que propiciar algún momento de intimidad e introspección.

Cuando las localices, escucha cada una de ellas y pregúntate qué mensaje te dirían, de qué te hablan cada una de esas emociones.

Si te cuesta generar este momento o escuchar a tus emociones, puedes darles voz escribiendo en un cuaderno.

Deja fluir el pensamiento y la escritura. Cuando leas lo que has escrito, podrás reconocer con más facilidad estas emociones.

Todas tienen un porqué, tiene sentido que estén acompañándote aunque no te gusten.

Tienes la oportunidad de aprender a quererte y acompañarte con este ejercicio.

¿Cómo gestionas tú la ansiedad por el coronavirus?

BLOG - video blog

Gestión de pensamientos. Coronavirus y estado de alarma

Nuestros pensamientos están disparados. Estamos viviendo una situación excepcional. Una situación que ha caído de manera abrupta en nuestro país, nuestras ciudades y nuestro mundo.

Veíamos con incredulidad en las noticias lo que sucedía en China, nos asustamos cuando nuestros hermanos italianos sufrieron el golpe del coronavirus con toda su crudeza, y aunque los más avispados intuían lo que se nos venía encima, el estado de alarma ha caído como un jarro de agua fría sobre nosotros.

Sólo hacía unos días paseábamos por nuestras calles con total normalidad, ajenos a esta situación terrible que estaba por llegar.

Esta situación, con un giro tan drástico de acontecimientos, hace que muchos de nosotros nos veamos abrumados y sobrepasados.

Nuestro cerebro trabaja a todo ritmo para integrar la nueva información, nuestros pensamientos vuelan.

Cada persona lo está integrando a su manera, desde su piel y con sus circunstancias. Es importante tener esto en cuenta.

Te animo a que no pierdas tu energía juzgando a los demás

Algunas personas han sido terriblemente sacudidas y han perdido a algún familiar o han enfermado gravemente. Hay quienes han perdido a un familiar al que no han podido velar. A vosotros os escribiré un artículo entero

Sin embargo, hay quienes se muestran incrédulos, ajenos a esta situación y desde ahí actuando con poca sensatez.

Hay personas abrumadas, que trabajan sin parar por sus pacientes, nuestros trabajadores sanitarios, nuestros héroes, quienes apenas tienen tiempo para entender lo que están viviendo. Sólo reaccionan salvando, cuidando, protegiendo. Gracias héroes.

Hay autónomos, personas con dificultades económicas diarias que temen no solo el mazazo vital del coronovirus, si no sus consecuencias económicas

Cada persona tiene unas circunstancias específicas, pero todos en mayor o menor medida vamos a vernos afectados por un tipo de pensamientos ansiosos, preocupaciones e incluso obsesiones

¿Qué puedes hacer con tus pensamientos?

Gestiona la información

Como decía anteriormente, nuestro cerebro está intentando integrar toda esta información. Va disparado, recabando información por todos los medios.

Este trabajo que está haciendo nuestra mente es fundamental.

Evitar saber genera un estado de negación que lejos de ser beneficioso, será contraproducente.

Lo recomendable en estos casos es tener información veraz, oficial y fidedigna.

Sin embargo, estamos viendo como estos días personas sin escrúpulos se dedican a lanzar bulos a través de las redes sociales incrementando la sensación de pánico y descontrol

Te recomiendo encarecidamente que gestiones la información lo mejor posible:

Recoge sólo la información necesaria: situación actualizada de tu ciudad y país o las medidas sanitarias recomendadas para ti y los tuyos

Busca esta información sólo a través de fuentes oficiales.

Pide a tus contactos del whatsapp que no te manden información que no cumpla estos requisitos.

Limita el tiempo ante las redes sociales y la prensa

Dedica tiempo de calidad a tus preocupaciones

Para integrar la información sobre esta situación, te recomiendo mimo y dedicación. Tómate tu tiempo para abordar tus pensamientos, hablar de tus miedos y preocupaciones de una forma organizada.

Estas conversaciones que sean por la mañana y con la luz del día. Somos animales diurnos y por la noche todo se nos hace más difícil

Si entiendes que compartir tus preocupaciones con tus allegados genera una situación más perjudicial que beneficiosa, puedes escribir en un cuaderno

En cualquier caso, te animo a que te expreses ya sea en voz alta o por escrito. Al hablar, nos obligamos a ordenar nuestras ideas y el hecho de sacarlas fuera, nos ayuda a tomar cierta perspectiva

Reformula tus pensamientos

El pensamiento ansioso tiene una forma muy concreta, son pensamientos que están fuera de nuestro control.

Te animo a que reformules cada pensamiento por lo que tú puedes hacer, recuérdate los recursos con los que cuentas así como situaciones pasadas complejas de las que has salido victorioso.

Si tienes un negocio o eres autónomo, es posible que estés preocupado por cómo va a afectarte a este nivel. Es el momento de generar estrategias, anticiparte a las circunstancias y elaborar uno o varios planes de acción. Sustituye la actitud pasiva por una proactiva. Dale una vuelta a tu negocio y dedica tiempo a generar nuevas ideas para mejorar

Si tus preocupaciones son respecto a tu gente querida, porque estés lejos de ellos, se encuentren enfermos, estés enfermo tú, es el momento de poner en marcha todos tus recursos para mostrarles tu afecto. Puedes escribirles un mensaje, un email, haz videollamadas. Intenta sustituir la preocupación por muestras de afecto

Pero si has puesto en marcha todo esto y aún así no puedes parar de pensar, echad un vistazo a esta entrada

Reza, medita o practica mindfulnes

Estas tres acciones implican un pensamiento positivo de paz y buenos deseos.

Aquel con el que te sientas más cómodo , no dudes en practicarlo con frecuencia

BLOG - video blog

Coronavirus y estado de alarma. Herramientas para gestionarlo

Coronavirus y estado de alarma. Estos conceptos que nos son tan nuevos y por desgracia se nos han hecho tan familiares.

Estamos viviendo una situación absolutamente excepcional, compleja y difícil.

Nos enfrentamos a gran cantidad de incertidumbre y esta es la emoción más difícil de gestionar.

Admiro, agradezco y me emociono pensando en todas las personas que están luchando en primera linea esta situación. Lo primero que tengo que hacer es daros las gracias de corazón.

Por mi parte, por parte de todo el equipo, estamos barajando qué opciones tenemos para ayudar en esta situación

De momento voy a escribir varios artículos para facilitaros herramientas en la medida de lo posible.

Hay situaciones muy dispares y desde ahí entiendo que estoy limitada, pero sí me comprometo con vosotros a generar todo el contenido que entiendo que pueda ser beneficioso.

Mi corriente base es la cognitivo conductual, y voy a volver a mis raíces para hacer este artículo con todo el mimo del mundo. Haciendo lo que mejor se hacer

El abordaje de este artículo (o artículos) será desde lo que llamamos el ABC de la psicología.

El ABC habla de tres factores interconectados entre sí y que se retroalimentan: pensamiento, conducta y emoción

Esta situación de incertidumbre va a generar un tipo de pensamiento muy característico, así como unas conductas y emociones acordes a este tipo de discurso interno

Lo que os voy a proponer es gestionar el malestar con respuestas incompatibles

Entended que va a ser imposible reducir completamente el malestar, el objetivo por lo tanto, será facilitar que haya momentos de calma e incluso agradables.

Indice:

BLOG - video blog

Acoso laboral: busca estos 6 criterios en tu jefe

El acoso laboral o mobbing es un tipo de violencia psicológica que se da en el ámbito laboral.

Puede darse por parte de uno o varios individuos quienes ejercen abierta o encubiertamente menosprecio y descalificación sobre un compañero.

En este video podéis conocer algunas de las formas en las que ejercen este tipo de violencia.

6 pistas para que puedas reconocer a un acosador laboral.

1. El agresor o agresora carece de empatía, no es capaz de entender otras razones que no sean las suyas. Presenta además accesos de ira que no sabe gestionar

2. Es una persona desconfiada y prepotente. Muy ligado al punto anterior, creen que sólo su criterio es el válido y desde ahí se muestran por encima de los demás. Sin embargo, nada más lejos de la realidad, esto en realidad entraña una personalidad insegura que le hace desconfiar del resto.

3. De una forma más implícita, podrás reconocer cómo se genera una sensación de malestar e incomodidad en el ambiente cuando el acosador o acosadora laboral está presente

4. Si pueden ejercer poder se muestran autoritarios. Su carácter rígido hace que exijan a los demás funcionar tal y como ellos lo harían

5. Son adictos al trabajo. Y erróneamente creen que esto es algo de admirar

6. Son manipuladores de manera que si algo sale mal, siempre es culpa del otro. Nunca se responsabilizan en este sentido

¿Estás sufriendo un mobbing o acoso laboral?

Tal y como os comentaba en el video, gran parte de las agresiones se hacen de manera muy ambigua y sibilina, lo que dificulta reconocerlas en un principio

  • Emplean un lenguaje corporal muy agresivo y despectivo, un tono cortante , irónico y humillante.
  • Se valen de cotilleos, hacen corrillos, generan chismes y cuchicheos.
  • Mandan tareas por debajo de sus posibilidades o que no son propias del puesto; o por el contrario, tareas demasiado complejas para cuestionar la valía del trabajador.

Si estás viviendo una de estas situaciones, te animo a asesorarte legalmente para emprender las medidas oportuntas así como acudir a un psicólogo especialista que pueda acompañarte en este duro proceso

¿Te gustaría compartir tu experiencia?

BLOG - video blog

6 reflexiones sobre la película Historia de un matrimonio

¿Has visto la película Historia de un matrimonio?

Personalmente me ha gustado bastante por la naturalidad con la que aborda la separación de un matrimonio, aderezando la fórmula con toques de humor y sin grandes dramatismos

De esta película se pueden extraer bastantes reflexiones para todas las parejas que estén pasando por una crisis o incluso por un proceso de separación

6 reflexiones de la película Historia de un matrimonio:

1. No hay que olvidarse de cuidar los sueños y necesidades personales dentro de la pareja. Evidentemente, es fundamental tener en cuenta las necesidades y circunstancias del otro, pero cuando se prioriza en detrimento de las propias necesidades y sueños, esto termina convirtiéndose en un veneno cargado de reproches y anhelos.

2. Acudir a terapia de pareja es una opción más que recomendable para poder gestionar situaciones complejas para la pareja. Será importante acudir lo antes posible, ya que se produce un importante desgaste emocional si esta situación se mantiene en el tiempo. Además, ambas partes tendrán que luchar codo con codo.

3. Recordar los aspectos positivos será fundamental, lo que unió a la pareja en su día y les hizo enamorarse.

4. Es importante tener en cuenta las consecuencias de esta situación en los hijos. Irritabilidad, ansiedad por separación o problemas de sueño en los más pequeños. Culparse a sí mismos por la ruptura e infelicidad de los padres. Los niños en edad escolar pueden mostrarse más preocupados y empeorar en su rendimiento escolar y los adolescentes pueden sentir menos autoestima (Extraído de Creciendo juntos de Carlos González).

5. La familia no ha de meterse para dar opiniones ni posicionamientos. Es el momento de apoyar y acompañar sin juzgar.

6. La mejor opción casi siempre será la comunicación directa entre la pareja. Tal y como se refleja en la película, muchas veces los intermediarios pueden generar más confusión al ser portadores de información sesgada. Otras veces sin embargo, sólo será posible el encuentro a través de figuras mediadoras profesionales.

¿Te gustaría compartir alguna reflexión que te haya generado esta película?

BLOG - video blog

Lo que nos enseña la Teoría del Big Bang sobre la ansiedad social

Si conoces las aventuras de los amigos de la comedia La teoría del Big Bang estarás familiarizado con Rajesh Koothrappali.

Este personaje es especialmente característico por la enorme dificultad que presenta al relacionarse con las mujeres, llegando a quedarse sin palabras ante ellas.


En la medida en que la serie avanza vemos cómo este personaje evoluciona superando este trastorno. Es lo que se conocer como trastorno de ansiedad social

Aunque a este personaje le sucede solamente al exponerse ante mujeres, puede aparecer siempre que la persona se sienta evaluada, observada o juzgada por los demás.


7 enseñanzas que la serie nos muestra al respecto son:

  1. Se adquiere.

    Todo el mundo presentamos ciertos niveles de ansiedad ante situaciones sociales.
    Es una respuesta de alerta que nos ayuda a desenvolvernos de una forma más eficaz.
    El problema sucede, al igual que con el resto de emociones, cuando esta nos domina en lugar de ser nosotros quienes controlamos la ansiedad.
    Es en este caso cuando hablamos de trastorno de ansiedad social

    2. Afecta a la forma de pensar, sentir y actuar

    3. Puede originarse por muchos factores, alguna situación muy dolorosa y desagradable puntual o mantenida en el tiempo, un aprendizaje inadecuado, complejos en la infancia..

    4. Si no te enfrentas a este miedo, ya sea evitando situaciones sociales o huyendo de ellas, el miedo permanece contigo.
    Rajesh evitaba enfrentarse al miedo bebiendo alcohol.
    Esto no sólo hacía que no superara el trastorno de ansiedad si no que comenzara a tener problemas peores


5. Se supera.
La forma de superar el trastorno de ansiedad es enfrentándote a la situación que te genere miedo (siempre y cuando no implique un riesgo real).
Sólo de este modo podrás comprender que la situación no es tan terrible y que tienes recursos para afrontarla

6. En la medida en la que disminuye esta ansiedad, tu autoestima y seguridad en ti mismo va creciendo

7. Si desde bien pequeño has aprendido a funcionar desde la evitación y la huída, es probable que tengas que desarrollar herramientas para afrontar el trastorno de ansiedad social. No solo herramientas de afrontamiento, si no habilidades sociales también

Si te sientes identificado con lo que le sucede a Rajesh y entiendes que por ti mismo es complicado superarlo, no dudes en visitar a un psicólogo

BLOG - video blog

Cuando alguien que te importa se ha suicidado

El suicidio es un problema que afecta a toda la sociedad.

Es responsabilidad de los profesionales de salud mental ofreceros información de calidad y facitar recursos que puedan ayudar a gestionar esta situación.

Hace unos meses escribí los artículos «Se quiere suicidar, ¿Qué puedo hacer?» y «Suicidio. Respondiendo a vuestras dudas para ayudar a impedirlo»

Además subí un video a mi canal de youtube que tuvo una gran acogida y uno de sus comentarios era una petición para que hiciera otro video para los familiares que han perdido a alguien por suicidio.

¿Qué me está pasando?

Lo primero a tener en cuenta es que esta es una situación enormemente complicada, por lo que no dudes en acudir a un psicólogo si entiendes que está siendo terriblemente doloroso o se prolonga en el tiempo.

Se trata de un duelo complicado. El terapeuta valorará las circunstancias que acompañan, como si ha sido algo más o menos inesperado, lo que puede dificultar el procesamiento de este duelo.

Cuando se produce una pérdida, las emociones de tristeza, melancolía y amor son frecuentes.

En el suicidio aparecen otras emociones que complican el duelo como son culpa, enfado o vergüenza. Emociones difíciles de gestionar de por sí.

Vergüenza

El suicidio es un acontecimiento que lleva consigo un gran estima. Por ello puede que te encuentres con personas que osadamente se atrevan a dar un juicio y opinar.

En ese sentido, la recomendación es la de rechazar esa conversación e incluso apartar a esa persona.

Culpa

Es importante que te recuerdes que hiciste todo lo que pudiste, lo mejor que pudiste hasta donde pudiste.

Muchas veces incluso recibiendo ayuda de un profesional excelente o rodeado de un maravilloso apoyo familiar, la persona sufre tal nivel de sufrimiento que se suicida.

Enfado

Cuando pierdes a tu familiar te gustaría sentir sólo amor por él, y sin embargo, aparece el enfado al sentirte abandonado e incluso traicionado.

Es normal que te sientas enfadado. Recuerda cuantas veces con otras personas has estado enfado y eso no ha restado ni un ápice de lo mucho que quieres a esa persona.

Enfado y amor no están reñidos, no son incompatibles.

Recomendaciones

  • Date tiempo. Cualquier herida necesita cuidado y tiempo para curarse
  • Forma parte activa de su despedida. Acompaña, participa de su despedida
  • Habla. Tanto de la situación dolorosa que estáis viviendo como de los recuerdos positivos de tu familiar.

BLOG - video blog

Superando una crisis de pareja

Para superar una crisis de pareja es importante mentalizaros de que es algo puntual de lo que podéis salir incluso fortalecidos. Por lo tanto, encararlo desde la perspectiva de que es una situación que vais a luchar para superar.

Evidentemente, la gran mayoría de los finales de las relaciones comienzan en una crisis.

Pero si entendéis que hay motivos por lo que luchar y tenéis un compromiso con ello, este artículo es para vosotros.

El compromiso mutua para superar una crisis de pareja es fundamental

6 Recomendaciones para superar una crisis de pareja

  1. Interpretar a la pareja con benevolencia. Esfuérzate en interpretar sus actos con bondad
  2. Ayuda a tu pareja a leerte desde tu bondad. Puedes ayudarte de la técnica del sandwich: si tienes algo difícil que decir, recordar antes y después que le quieres y te importa
  3. Esfuérzate en hablar desde la serenidad. Escoge el momento adecuado evitando la hostilidad. Recuerda que tu objetivo es el entendimiento entre vosotros y esto sólo se conseguirá desde la tranquilidad
  4. Facilita la comunicación. Muestra interés, esfuérzate en tener conversaciones agradables y prepara las conversaciones delicadas.
  5. Realizad actividades agradables juntos. Comparte los hobbies y tiempo libre
  6. Cuida los gestos de cariño y respeto. Aunque estéis más distanciados, no descuidéis estos gestos cotidianos que os ayudan a recordar lo mucho que os queréis
Para fortalecer vuestra relación durante una crisis de pareja, esfúerzate en los detalles y muestras de cariño

Una crisis de pareja puede resultar complicada de superar
Si estáis buscando ayuda profesional , no dudéis en consultarnos.

Infórmate sobre nuestra terapia de pareja