Ruptura

La ruptura de las relaciones, ya sean de pareja, familiares o de amistad, son procesos enormemente dolorosos.

Con frecuencia nos encontramos en sesión con personas que acuden a terapia incapaces de terminar una relación caracterizada por la dependencia y el aislamiento.

Otras veces  la persona acude en busca de ayuda para integrar esa ruptura.

Asumir el final de una relación cuando esa decisión no ha sido tomada por él o ella y va en contra de sus deseos

La persona vive un proceso de duelo que como tal, puede verse complicado dependiendo de las circunstancias que rodeen a la ruptura.

Otro motivo de consulta es el deseo de ruptura pero desde la lástima y sintiendo al otro dependiente, se ven incapaces de llevarla adelante por miedo a hacer daño.

La ruptura además puede resultar especialmente complicada y dolorosa cuando hay niños y personas dependientes de por medio.

El abordaje en estas situaciones va a ser especialmente delicado

Y por supuesto, las infidelidades que complican todo al venir acompañadas de sentimientos de traición y deslealtad

Si te encuentras en alguna de estas circunstancias y deseas recibir ayuda para gestionar esta situación,  ponte en contacto con nosotras