BLOG - video blog

Día 30: ¡Ponte a girar!

Este ejercicio corresponde al taller Aprende a ser feliz en 30 días con 30 pequeños gestos diarios

Comprueba cuánto has crecido

Hoy toca a su fin este taller de 30 sencillos ejercicios en el que descubrimos que tenemos que cuidarnos, cuidar a los nuestros, ser generosos, ser valientes, ser prudentes, disfrutar de la naturaleza, olvidarnos algún día de las preocupaciones, darnos un capricho, perdonarnos, querernos ,gustarnos…¡hemos aprendido tanto!

Habrás comprobado que muchos de los ejercicios ya los conocías, quizá los disfrutabas de por sí, pero puede que no te dieras cuenta. Ahora eres más consciente.

Y estaban esos otros ejercicios, los que no practicas tanto o quizá nunca habías practicado ¡y vaya descubrimiento! Ahora no los olvides.

Date cuenta de esto: no eres una piedra, estática , sin posibilidad de cambio. Eres alguien moldeable, que cada día cambia, puede superarse, puede crecer.

Aprovecha esta cualidad humana y exprímela. No dejes de esforzarte en ser mejor cada día.

Para cerrar el taller, vamos a hacer un repaso de los ejercicios que más te han gustado, los que ahora forman parte de ti  y que enriquecen tu nueva identidad. Vamos a describir tus nuevas herramientas, tus nuevas armas para ser feliz, tus nuevas cualidades:

En el taller de la Rueda de la Vida he aprendido que disfruto con…………

Soy feliz con…………….

Quiero esforzarme en………….y voy a hacerlo así:……

Mis nuevos objetivos son……….

Voy a cuidar más a………..

Quiero a……….

Me respeto por………….

Espero que hayáis disfrutado mucho del taller y que estos ejercicios os hayan ayudado a ser más felices y a comprender que la felicidad no es un destino, sino un camino que recorrer cada día.

Recordad siempre que la vida es como una rueda donde hay que cuidar y mimar toda y cada una de sus áreas para que esta ruede mejor.

Probemos qué tal la has inflado. ¡Adelante!¡No pares de girar!

¡Haz de la felicidad un hábito!

 

 

 

BLOG - video blog

Día 28: Paz Verde

Este ejercicio corresponde al taller Aprende a ser feliz en 30 días con 30 pequeños gestos diarios

Mantente en contacto con la naturaleza

Este gesto tiene consecuencias directas no solo en nuestro estado de ánimo, sino que también puede ayudarnos a desarrollar una percepción más bella del mundo, a relativizar nuestros problemas, a sentirnos parte de un todo precioso.

Disfruta de la montaña, de la playa, del río. Disfruta del agua, del aire, de los olores,  de los sonidos.

Observa, busca y distingue las criaturas que se crucen por tu camino, desde las más pequeñas a las más llamativas. Trabajadoras hormigas, asombrosas rapaces, graciosos roedores.

Respeta y admira la vida de animales y plantas. Del planeta y del universo.

Mira a la Luna. Disfruta del Sol. Juega con el cielo.

Un día de naturaleza es un soplo de aire fresco. Una medicina natural, un bálsamo para el alma.

No olvides apuntar en tu diario tu experiencia personal con esta tarea. ¡Disfruta del ejercicio!

BLOG - video blog

Día 25: Aléjate de las personas tóxicas

Este ejercicio corresponde al taller Aprende a ser feliz en 30 días con 30 pequeños gestos diarios

Hoy vas a distanciarte de aquellas personas que te resultan dañinas.

Aunque al leer el título del post, seguramente haya llegado a tu cabeza la imagen de alguna persona en concreto, voy a darte unas pequeñas pinceladas para que identifiques con claridad a qué me estoy refiriendo:

Se trata de una persona tóxica si tras estar con él o ella te sientes desanimado, sin energía, agotado, disgustado, triste, malhumorado y por otro lado, cuando finalmente te quedas a solas, aparece un enorme sentimiento de alivio.

Suelen ser personas negativas, criticonas, envidiosas, crueles, con poca autoestima y tolerancia, resentidos y con necesidad de reconocimiento. Esta actitud tan dañina hacia los demás provoca que la gente se aleje de ellos.

Y esto es lo que te pido que hagas hoy.

El problema de esta toxicidad es que es contagiosa. La negatividad y el pesimismo se apodera de nosotros.

Es más, en alguna ocasión podemos llegar a ser nosotros mismos las personas tóxicas. Afortunadamente, estás trabajando muy duro en la otra dirección, la de ser una persona feliz; y ya sabes que la generosidad, la ilusión y el optimismo van estrechamente vinculados a la felicidad, por ello no vamos a dejar que estas personas nos transmitan este malestar.

En ocasiones, alejarte de estas personas puede ser tan sencillo como evitar el contacto, no llamar, no volver a quedar… pero en otras ocasiones esto resulta más complicado: se trata de un compañero del trabajo, un amigo de la pandilla, un familiar.

¿Qué haremos en estos casos? Nos distanciaremos emocionalmente. 

Ante actitudes agresivas hacia los demás, contraatacaremos con gestos de amabilidad hacia esas personas. P.ej «El jefe solo piensa en sí mismo»–> «A mí me parece que ejerce un cargo muy complicado con muchísimo esfuerzo y dedicación»

Ante actitud negativa hacia el mundo, responderemos con optimismo y buenos deseos. Excepto si esta persona se enfrasca en un discurso pesimista del que se le puede sacar; en ese caso, lo mejor es alejarnos, ir a otro lugar, cambiar de tema de conversación, etc.

A veces es conveniente hacer saber a esta persona que está manteniendo una actitud tóxica para sí mismo y los que les rodean. Esto puede ser de por sí terapéutico.

Si no encuentras posibilidad de escapatoria, siempre puedes buscar la evasión en tu mente, distrayéndote o centrándote en otros asuntos.

personas tóxicas

Para que tu mundo sea más bonito, es importante que te rodees de gente bonita.

No olvides apuntar en tu diario tu experiencia personal con esta tarea. ¡Disfruta del ejercicio!

BLOG - video blog

Día 24: Las comparaciones son odiosas

Este ejercicio corresponde al taller Aprende a ser feliz en 30 días con 30 pequeños gestos diarios

No te compares

Es inevitable que en nuestro día a día nos fijemos en nuestros amigos, compañeros de trabajo, familiares, vecinos… A veces parece que hasta los personajes ficticios son más inteligentes , divertidos o apuestos que nosotros.

Las investigaciones han demostrado que estas comparaciones pueden ser útiles para ayudarnos a determinar nuestros propios objetivos o puntos a mejorar; otras veces, compararnos con los demás nos ayuda a ser más agradecido por lo que tenemos.

Sin embargo, la mayoría de las veces estas comparaciones pueden ser muy destructivas:

Cuando nos comparamos con alguien a quien le va mejor que a nosotros («él es más listo» «ella es más divertida»)…estos pensamientos pueden generar en nosotros sentimientos de inferioridad. Cuando nos comparamos con alguien a quien le va peor, podemos sentirnos culpables (yo quejándome y mira Pepito que desgraciado es).

Cuantas más comparaciones hagas, mas probabilidades tienes de llegar a alguna comparación dañina y sufrir sus consecuencias.

Es importante entender que no es saludable compararse porque siempre habrá alguien que me supere (en la dirección que sea)

No se puede ser envidioso y feliz al mismo tiempo. Las personas felices parecen no importarles demasiado las comparaciones, usan más su propio estándar interno: ellos mismos son su propia medida de superación.

Las personas felices se alegran de que a los demás les vaya bien y se preocupan si los demás sufren y jamás a la inversa.

Por eso hoy, para fomentar tu felicidad, vas a evitar las comparaciones odiosas con los demás. Si miras hacia fuera , que sea para alegrarte del bienestar ajeno o preocuparte de su malestar. Si vas a compararte, que sea contigo mismo para comprobar tu evolución y tus posibilidades de mejora.

No olvides apuntar en tu diario tu experiencia personal con esta tarea. ¡Disfruta del ejercicio!

BLOG - video blog

Día 22: Mi álbum de recuerdos

Este ejercicio corresponde al taller Aprende a ser feliz en 30 días con 30 pequeños gestos diarios

Crea tu álbum de recuerdos agradables.

Recordar acontecimientos positivos aumenta la felicidad de varias formas. Concentrarte en experiencias pasadas felices te ayuda a sentir que estás alcanzando tus metas así como fortalecer tu propia identidad.

También, recordar tus experiencias de una manera positiva puede incrementar tu autoestima.

Los recuerdos positivos también producen placer por sí mismos, porque disfrutas recordando esos momentos divertidos.

Hacer esto también puede consolarte en los momentos difíciles y dolorosos.

Puedes hacerlo con fotos de las personas que más quieres, los lugares o las cosas que más te gustan y te emocionan, de familiares, amigos, mascotas, pinturas, películas…los recuerdos más importantes para ti.

Mira este álbum con frecuencia, aunque no demasiada, para no dejar de sorprenderte, de emocionarte, para no acostumbrarte a la magnífica sensación que estos recuerdos te transmiten.

Este álbum es una estrategia para crear y saborear los recuerdos de tus experiencias más positivas.

Puedes revisarlo también cuando no estés demasiado animado y necesites una dosis de alegría.

No olvides apuntar en tu diario tu experiencia personal con esta tarea. ¡Disfruta del ejercicio!

 

BLOG - video blog

Día 21: Igual que una actriz / un actor

Este ejercicio corresponde al taller Aprende a ser feliz en 30 días con 30 pequeños gestos diarios

Hoy vas a actuar como una persona feliz

Simular que eres feliz: sonreír, reír, conversar con entusiasmo, tener energía...no solo te proporcionará las ventajas más sociales de la felicidad como son que te devuelvan la sonrisa, que la gente se anime a conversar contigo o disfrute de tu presencia, sino que efectivamente, actuar como una persona feliz te ayudará a ser más feliz.

Vive como si te gustaras a ti mismo, y puede que eso suceda. Marge Piercy.

Nuestra conducta está directamente relacionada con nuestras emociones, incluso a nivel corporal (empezando por tu rostro y continuando por tu postura) estás enviando señales a tu cerebro informándole de la emoción que estás sintiendo y ésto, hará que finalmente la sientas.

Así que comienza por lo más básico y no lo descuides: adopta expresiones faciales y posturas de felicidad. Sonríe, eleva la barbilla, abre los ojos, echa los hombros hacia atrás y descruza los brazos.

Respecto a la forma de comportarte, seguro que puedes imaginar cómo actúa una persona feliz en las circunstancias que irán apareciendo a lo largo del día, pero para facilitarlo, puedes ayudarte imaginando una persona de tu entorno que cumpla estas características e incluso algún personaje de película o televisión cuya imagen sea de felicidad. ¿Cómo responderían en ese momento? Intenta entonces emular su respuesta.

Comprueba qué resultados en tu ánimo tiene al final del día comportarte como alguien feliz y si actuar de esta manera te sienta bien, insiste. Esa es la clave para generar hábitos y mejorar nuestra propia forma de ser. Ser más felices.

No olvides apuntar en tu diario tu experiencia personal con esta tarea. ¡Disfruta del ejercicio!

 

BLOG - video blog

Día 20: ¡Felicidades Mateo!

Aunque este ejercicio corresponde al taller Aprende a ser feliz en 30 días con 30 pequeños gestos diarios , no se trata de un ejercicio cualquiera.

Hoy Mateo cumple 4 meses ¡Felicidades Mateo! Por ello, hoy el ejercicio es

Dona Médula

Mateo es un niño precioso al que diagnosticaron leucemia al poquito de nacer. Sus papás han iniciado una campaña de concienciación y búsqueda de la persona que pueda ayudar a su peque y a otros tantos que como él, tienen esta enfermedad tan fea. Así nos lo explica él desde su web:

Me llamo Mateo y tengo dos meses. Puede que mi nombre no te diga nada, pero mi historia es la historia de muchos niños. Y todos necesitamos tu ayuda.

Hace poco los médicos le dijeron a mis padres que tenía Leucemia. Enseguida me di cuenta de que a la gente no le gusta esa palabra y se asusta mucho cuando la escucha.

Yo no la entiendo bien, pero es algo así como que mis células no se reproducen como deberían y por eso tengo que estar mucho tiempo en el hospital hasta que encuentren un donante de médula para mí.

Me han dicho que un donante es una persona que deja que le saquen sangre y la analicen para ver si sus células se parecen a las mías. Y si es así, le llaman para que me dé algunas.

Mi hermano Lucas, que tiene dos años y es muy valiente, quiso ser mi donante, pero las pruebas dijeron que sus células eran diferentes a las mías. Mi madre dice que es porque los dos somos superespeciales y por eso necesito encontrar a alguien que sea tan especial como yo para que me ayude.

Pensé que era fácil. ¡Si es solo dejar que te den un pinchazo! En mis dos meses de vida ya no recuerdo cuántos me han dado a mí y, aunque es molesto, a los mayores no creo que les duela mucho. ¡Si hasta Lucas que es pequeño pudo hacerlo!

En honor a él, a su familia, a todas las personas que sufren esta enfermedad tan fea que es el cáncer, y a todos los que luchan a su lado, he escrito este post.

Hoy te pido que te informes sobre la donación de médula. No te pido que lo hagas porque se trata de un acto muy personal que conlleva unas responsabilidades que debes conocer bien. Solo te pido que te informes.


¿Cómo me ayudará esto a ser más feliz? El altruismo está directamente relacionado con la felicidad. Las personas más generosas, son más felices, y resulta que las personas más felices, son altruistas.

Ya se que te lo había sugerido también en el ejercicio 6: No lo des por hecho , entre otras muchas formas de querer y cuidar a los demás. Pero hoy solo quiero centrarme en este gesto.

Cuando donas sangre y cuando donas médula lo que haces es salvar una vida, terminar con tratamientos horrorosos, ayudarles a recuperar su vida….Puede que a ti te escueza la cadera o te salga un moratón en el brazo. A muchas de las personas con tratamientos de quimioterapia les duele el cuerpo de los pinchazos, el estómago de los vómitos, se sienten débiles y la imagen del espejo está mucho más deteriorada.

Además no solo salvas su vida, también ayudas a los que le/la quieren a recuperar su felicidad. Puede ser un adulto como tú, pero también un niño. ¿Te imaginas que le sucede a un familiar tuyo? ¿Te imaginas saber que alguien tiene este poder para ayudarle? Seguro que entiendes bien ahora la preciosa lucha que están llevando a cabo los papás de Mateo.

¡Anímate! Donar médula es darle mucho más sentido a tu vida.¡ Tú puedes salvar a alguien!

Dona médula. Dona vida. Dona esperanza. Dona felicidad. ¿Se te ocurre una manera más bonita de ser feliz?

No olvides apuntar en tu diario tu experiencia personal con esta tarea. ¡Disfruta del ejercicio!

www.medulaparamateo.com

 

BLOG - video blog

Día 15: Date un capricho

Este ejercicio corresponde al taller Aprende a ser feliz en 30 días con 30 pequeños gestos diarios

Hoy vas a hacer una actividad agradable. Date un capricho

Te pongo un listado pero tú eliges lo que te apetezca hacer. Puede ser algo divertido, bonito, entretenido…lo que tú quieras.

Hoy vas a cuidar tu estado de ánimo.

– Escucha música

– Cómete un dulce

– Baila sin control

– Telefonea y habla largo y tendido con un amigo

– Juega en la nieve

– No te protejas de la lluvia

– Toma el sol

– Cuenta un cuento

– Conduce un coche sin destino fijo

– Ve al cine

– Cómete un helado

– Nada

– Mira la Luna y las estrellas

– Pasea despacio

– Enciende velas aromáticas

– Desayuna en la cama

– Échate siesta

– Siéntate a la sombra

– Canta


Completa tu lista y llévalo a cabo.

No olvides apuntar en tu diario tu experiencia personal con esta tarea. ¡Disfruta del ejercicio!

Continuaremos con los siguientes 15 ejercicios a partir del 02 de Septiembre

BLOG - video blog

Día 12: Evita convertirte en Drácula

Este ejercicio corresponde al taller Aprende a ser feliz en 30 días con 30 pequeños gestos diarios

Perdona

Ante el daño, parece que la primera inclinación humana es reaccionar de forma negativa, correspondiendo de una forma similar. Perseguimos la venganza.

Evidentemente, esta actitud genera respuestas negativas: te hace sentir mal, te perjudica e incluso destruye relaciones.

El perdón romperá esta cadena de negatividad.

Pero, ¿qué es el perdón?. No estamos hablando de retomar la relación con la persona que nos ha hecho tanto daño, ni justificar ni minimizar el mal hecho. Tampoco se trata de olvidar lo sucedido.

Perdonar es contemplar el daño desde la distancia, sin que nos afecte más. Sin desearle daño a nadie sino buscando tu bienestar e incluso el del otro.

Perdonar es algo que se hace por uno mismo. Sin embargo, si tienes fuertes motivos para no perdonar, también hay que respetarlo. Quizá no sea el momento y aún tiene que pasar tiempo, o quizá nunca este momento llegue a acontecer.

Pero ten presente esta reflexión: «Agarrarse a la ira es como coger una brasa para arrojarla a alguien: el que se quema eres tú». Budha

Hoy vas a escribir una carta de perdón. Seguro que tienes en mente quien sería el destinatario. Pero fíjate, lo que te pido es que la escribas, no que la envíes, ya que el objetivo es aligerar tu carga, aliviar tu rencor. No necesariamente restablecer relaciones o retomar contacto. Que envíes o no la carta, depende de ti.

Describe el daño que has sufrido. Explica porqué aún te duele. Di que esperabas de esa persona y cómo te decepcionó.

Ahora intenta imaginar porqué pudo actuar como lo hizo y cómo le afectarían tus palabras. Vas a intentar verle como a una persona completa y no como el comportamiento ofensivo. Intenta imaginar la respuesta de esa persona ante tu perdón

Es posible que te cueste escribir la carta de perdón. Te puede parecer que el hecho es imperdonable y este ejercicio termine abrumándote. En ese caso, puedes dejar la carta y posponerla a otro momento, e incluso elegir otro destinatario y circunstancias; pero tan pronto como puedas, practica el perdón.

El rencor y el odio son pesados lastres en el camino de la felicidad.

No olvides apuntar en tu diario tu experiencia personal con esta tarea. ¡Disfruta del ejercicio!

Y mañana Día 13:

BLOG - video blog

Día 11: Nos vemos en Central Perk

Este ejercicio corresponde al taller Aprende a ser feliz en 30 días con 30 pequeños gestos diarios 

Reúne a los tuyos.

Planifica alguna actividad con tu gente y llévala a cabo.

No solo consiste en quererles y hacérselo saber. Ahora añadimos algo más: disfruta de ellos.

Reunelos, organiza algo que os guste. ¿Recuerdas esas cenas familiares navideñas que organizaba la abuela? Vuelve a hacerlo. Y no esperes a Navidad.

¿Y aquellas quedadas veraniegas en el pueblo con los amigos? Llámalos, júntalos. Retoma la relación.

Sabes cómo hacerlo y con quien contar. Solo quiero que lo hagas.

No tienes porqué llevarlo a cabo hoy, pero sí tienes que haberlo planificado al menos.

Reunir a tu gente, retomar estos momentos, ayudará a sentirte querido, a pasar buenos momentos y que tu estado de ánimo mejore, a saber cómo están los que te importan, a encontrar tu hueco en el mundo, a reír, a difuminar el sentimiento de soledad, mejorará tu autoestima, recordar los viejos tiempos e ilusiónate con el futuro.

Y si finalmente nada sale como habías planificado…simplemente, ¡divertíos!

No olvides apuntar en tu diario tu experiencia personal con esta tarea. ¡Disfruta del ejercicio!

Y mañana Día 12: Evita ser Drácula