BLOG - video blog

Día 30: ¡Ponte a girar!

Este ejercicio corresponde al taller Aprende a ser feliz en 30 días con 30 pequeños gestos diarios

Comprueba cuánto has crecido

Hoy toca a su fin este taller de 30 sencillos ejercicios en el que descubrimos que tenemos que cuidarnos, cuidar a los nuestros, ser generosos, ser valientes, ser prudentes, disfrutar de la naturaleza, olvidarnos algún día de las preocupaciones, darnos un capricho, perdonarnos, querernos ,gustarnos…¡hemos aprendido tanto!

Habrás comprobado que muchos de los ejercicios ya los conocías, quizá los disfrutabas de por sí, pero puede que no te dieras cuenta. Ahora eres más consciente.

Y estaban esos otros ejercicios, los que no practicas tanto o quizá nunca habías practicado ¡y vaya descubrimiento! Ahora no los olvides.

Date cuenta de esto: no eres una piedra, estática , sin posibilidad de cambio. Eres alguien moldeable, que cada día cambia, puede superarse, puede crecer.

Aprovecha esta cualidad humana y exprímela. No dejes de esforzarte en ser mejor cada día.

Para cerrar el taller, vamos a hacer un repaso de los ejercicios que más te han gustado, los que ahora forman parte de ti  y que enriquecen tu nueva identidad. Vamos a describir tus nuevas herramientas, tus nuevas armas para ser feliz, tus nuevas cualidades:

En el taller de la Rueda de la Vida he aprendido que disfruto con…………

Soy feliz con…………….

Quiero esforzarme en………….y voy a hacerlo así:……

Mis nuevos objetivos son……….

Voy a cuidar más a………..

Quiero a……….

Me respeto por………….

Espero que hayáis disfrutado mucho del taller y que estos ejercicios os hayan ayudado a ser más felices y a comprender que la felicidad no es un destino, sino un camino que recorrer cada día.

Recordad siempre que la vida es como una rueda donde hay que cuidar y mimar toda y cada una de sus áreas para que esta ruede mejor.

Probemos qué tal la has inflado. ¡Adelante!¡No pares de girar!

¡Haz de la felicidad un hábito!

 

 

 

BLOG - video blog

Día 29: Haz las paces contigo mismo

Este ejercicio corresponde al taller Aprende a ser feliz en 30 días con 30 pequeños gestos diarios

Hoy vas a reconciliarte con tu pasado

Todos cometemos errores. Todos y cada uno de nosotros. Somos seres humanos, criaturas que se equivocan y aprenden.

Cuando miras hacia el pasado con dolor, vergüenza o arrepentimiento, no estás siendo justo contigo mismo. La persona que eres ahora sabe mucho más que aquella a la que miras con desprecio en el pasado.

Has vivido una serie de experiencias que aquella persona no había vivido. Por eso sabes que la decisión que tomaste no fue la adecuada, pero aquella persona no lo sabía. Así que no es justo que te compares con ella y la critiques.

Acepta que la persona del pasado hizo lo que pudo y lo que pensó que sería mejor en ese momento. Se equivocó, pero es que somos humanos.

Hoy vas a escribirte una carta para ti. Es una carta compasiva, que te ayudará a perdonarte y a aceptarte todavía más.

Escribe en una hoja las frases que ahora te indico y complétalas tú mismo:

Carta de perdón hacia uno mismo:

Me siento orgulloso / a de ti porque…
– Las cosas que más valoro de ti son…
– Me has ayudado a…
– Me has acompañado en…
– Cuando te he necesitado tú…
– Me siento inseguro/a cuando tú…
– Me siento seguro/a cuando tú…
– Me siento feliz cuando tú..
– Te perdono…
– Entiendo que…
– Acepto que….

 

TE QUIERO TAL Y COMO ERES, POR ELLO ME SIENTO…Y PIENSO…

No olvides apuntar en tu diario tu experiencia personal con esta tarea. ¡Disfruta del ejercicio!

BLOG - video blog

Día 25: Aléjate de las personas tóxicas

Este ejercicio corresponde al taller Aprende a ser feliz en 30 días con 30 pequeños gestos diarios

Hoy vas a distanciarte de aquellas personas que te resultan dañinas.

Aunque al leer el título del post, seguramente haya llegado a tu cabeza la imagen de alguna persona en concreto, voy a darte unas pequeñas pinceladas para que identifiques con claridad a qué me estoy refiriendo:

Se trata de una persona tóxica si tras estar con él o ella te sientes desanimado, sin energía, agotado, disgustado, triste, malhumorado y por otro lado, cuando finalmente te quedas a solas, aparece un enorme sentimiento de alivio.

Suelen ser personas negativas, criticonas, envidiosas, crueles, con poca autoestima y tolerancia, resentidos y con necesidad de reconocimiento. Esta actitud tan dañina hacia los demás provoca que la gente se aleje de ellos.

Y esto es lo que te pido que hagas hoy.

El problema de esta toxicidad es que es contagiosa. La negatividad y el pesimismo se apodera de nosotros.

Es más, en alguna ocasión podemos llegar a ser nosotros mismos las personas tóxicas. Afortunadamente, estás trabajando muy duro en la otra dirección, la de ser una persona feliz; y ya sabes que la generosidad, la ilusión y el optimismo van estrechamente vinculados a la felicidad, por ello no vamos a dejar que estas personas nos transmitan este malestar.

En ocasiones, alejarte de estas personas puede ser tan sencillo como evitar el contacto, no llamar, no volver a quedar… pero en otras ocasiones esto resulta más complicado: se trata de un compañero del trabajo, un amigo de la pandilla, un familiar.

¿Qué haremos en estos casos? Nos distanciaremos emocionalmente. 

Ante actitudes agresivas hacia los demás, contraatacaremos con gestos de amabilidad hacia esas personas. P.ej «El jefe solo piensa en sí mismo»–> «A mí me parece que ejerce un cargo muy complicado con muchísimo esfuerzo y dedicación»

Ante actitud negativa hacia el mundo, responderemos con optimismo y buenos deseos. Excepto si esta persona se enfrasca en un discurso pesimista del que se le puede sacar; en ese caso, lo mejor es alejarnos, ir a otro lugar, cambiar de tema de conversación, etc.

A veces es conveniente hacer saber a esta persona que está manteniendo una actitud tóxica para sí mismo y los que les rodean. Esto puede ser de por sí terapéutico.

Si no encuentras posibilidad de escapatoria, siempre puedes buscar la evasión en tu mente, distrayéndote o centrándote en otros asuntos.

personas tóxicas

Para que tu mundo sea más bonito, es importante que te rodees de gente bonita.

No olvides apuntar en tu diario tu experiencia personal con esta tarea. ¡Disfruta del ejercicio!

BLOG - video blog

Día 24: Las comparaciones son odiosas

Este ejercicio corresponde al taller Aprende a ser feliz en 30 días con 30 pequeños gestos diarios

No te compares

Es inevitable que en nuestro día a día nos fijemos en nuestros amigos, compañeros de trabajo, familiares, vecinos… A veces parece que hasta los personajes ficticios son más inteligentes , divertidos o apuestos que nosotros.

Las investigaciones han demostrado que estas comparaciones pueden ser útiles para ayudarnos a determinar nuestros propios objetivos o puntos a mejorar; otras veces, compararnos con los demás nos ayuda a ser más agradecido por lo que tenemos.

Sin embargo, la mayoría de las veces estas comparaciones pueden ser muy destructivas:

Cuando nos comparamos con alguien a quien le va mejor que a nosotros («él es más listo» «ella es más divertida»)…estos pensamientos pueden generar en nosotros sentimientos de inferioridad. Cuando nos comparamos con alguien a quien le va peor, podemos sentirnos culpables (yo quejándome y mira Pepito que desgraciado es).

Cuantas más comparaciones hagas, mas probabilidades tienes de llegar a alguna comparación dañina y sufrir sus consecuencias.

Es importante entender que no es saludable compararse porque siempre habrá alguien que me supere (en la dirección que sea)

No se puede ser envidioso y feliz al mismo tiempo. Las personas felices parecen no importarles demasiado las comparaciones, usan más su propio estándar interno: ellos mismos son su propia medida de superación.

Las personas felices se alegran de que a los demás les vaya bien y se preocupan si los demás sufren y jamás a la inversa.

Por eso hoy, para fomentar tu felicidad, vas a evitar las comparaciones odiosas con los demás. Si miras hacia fuera , que sea para alegrarte del bienestar ajeno o preocuparte de su malestar. Si vas a compararte, que sea contigo mismo para comprobar tu evolución y tus posibilidades de mejora.

No olvides apuntar en tu diario tu experiencia personal con esta tarea. ¡Disfruta del ejercicio!

BLOG - video blog

Día 23: Esfuérzate

Este ejercicio corresponde al taller Aprende a ser feliz en 30 días con 30 pequeños gestos diarios

Esfuérzate

Haz algo que ya haces, pero con más entusiasmo. Además hoy vas a incluir elementos creativos y diferentes.

Pon pasión en el trabajo, asegúrate de que hoy la presentación te ha quedado bonita, que el informe está bien redactado, la ropa bien doblada o el cuarto de baño especialmente limpio.

Empéñate en la búsqueda de empleo, ponte especialmente elegante para la autocandidatura, escribe una nueva carta de presentación, haz que el tiempo en el que realices la búsqueda de empleo sea especialmente agradable, para ello ponte una taza de te y asegúrate que tu escritorio está lo suficientemente ordenado y a tu gusto.

Madruga para ir a la escuela, el instituto, las clases…organiza tus deberes, haz algún esquema, pregunta las dudas.

Lo que conseguimos realizando nuestras responsabilidades con entusiasmo son múltiples beneficios: desde unas consecuencias positivas en nuestro entorno (mejor nota en los exámenes, felicitación de nuestro jefe, o conseguir una entrevista de empleo) a consecuencias positivas en nuestra propia percepción y autoestima al sentirnos más seguros de nosotros mismos y eficaces.

No olvides apuntar en tu diario tu experiencia personal con esta tarea. ¡Disfruta del ejercicio!

BLOG - video blog

Día 21: Igual que una actriz / un actor

Este ejercicio corresponde al taller Aprende a ser feliz en 30 días con 30 pequeños gestos diarios

Hoy vas a actuar como una persona feliz

Simular que eres feliz: sonreír, reír, conversar con entusiasmo, tener energía...no solo te proporcionará las ventajas más sociales de la felicidad como son que te devuelvan la sonrisa, que la gente se anime a conversar contigo o disfrute de tu presencia, sino que efectivamente, actuar como una persona feliz te ayudará a ser más feliz.

Vive como si te gustaras a ti mismo, y puede que eso suceda. Marge Piercy.

Nuestra conducta está directamente relacionada con nuestras emociones, incluso a nivel corporal (empezando por tu rostro y continuando por tu postura) estás enviando señales a tu cerebro informándole de la emoción que estás sintiendo y ésto, hará que finalmente la sientas.

Así que comienza por lo más básico y no lo descuides: adopta expresiones faciales y posturas de felicidad. Sonríe, eleva la barbilla, abre los ojos, echa los hombros hacia atrás y descruza los brazos.

Respecto a la forma de comportarte, seguro que puedes imaginar cómo actúa una persona feliz en las circunstancias que irán apareciendo a lo largo del día, pero para facilitarlo, puedes ayudarte imaginando una persona de tu entorno que cumpla estas características e incluso algún personaje de película o televisión cuya imagen sea de felicidad. ¿Cómo responderían en ese momento? Intenta entonces emular su respuesta.

Comprueba qué resultados en tu ánimo tiene al final del día comportarte como alguien feliz y si actuar de esta manera te sienta bien, insiste. Esa es la clave para generar hábitos y mejorar nuestra propia forma de ser. Ser más felices.

No olvides apuntar en tu diario tu experiencia personal con esta tarea. ¡Disfruta del ejercicio!

 

BLOG - video blog

Día 19: Atrévete

Este ejercicio corresponde al taller Aprende a ser feliz en 30 días con 30 pequeños gestos diarios

Hoy vas a ser valiente.

Como decía en el post anterior, todos tenemos la capacidad de ser reflexivos así como la capacidad de dejarnos llevar y destapar nuestra parte más impulsiva.Hoy vamos a potenciar nuestra valentía.

La valentía es necesaria para conseguir nuestros objetivos. Los temores nos limitan a la hora de alcanzar nuestros sueños obstaculizando cualquier avance.

El valiente se enfrenta a los obstáculos previsibles y a los imaginados.

Quien se fija demasiado en las dificultades se queda paralizado.

Muchas cosas no nos atrevemos a emprenderlas, no porque sean difíciles en sí, sino que son difíciles porque no nos atrevemos a emprenderlas.- Séneca

La idea no es cometer actos de los que podamos sentirnos arrepentidos en un futuro, sino atrevernos , enfrentarnos a aquello que deseamos pero tememos. La idea es abandonar los » y si’s» futuros y actuar.

Ponte en marcha, aparta tus miedos, déjalos a un lado y avanza. No lo pienses tanto. Confía en ti y hazlo lo mejor que sepas y puedas.

Esta es la idea:

 

Di lo que piensas. Se honesto. Haz algo que te apetece muchísimo. Di no. Di si. Lánzate. Pide. Rechaza. Atrévete.

No olvides apuntar en tu diario tu experiencia personal con esta tarea. ¡Disfruta del ejercicio!

BLOG - video blog

Día 18: Como kasparov

Este ejercicio corresponde al taller Aprende a ser feliz en 30 días con 30 pequeños gestos diarios

Hoy vas a ser prudente.

Todos tenemos la capacidad de ser reflexivos así como la de dejarnos llevar y destapar nuestra parte más impulsiva.Hoy vamos a potenciar nuestra prudencia.

Las personas reflexivas tienen un buen conocimiento de sí mismos y su propia realidad. Conocen sus gustos, preferencias, su carácter; todo esto beneficia un mayor autocontrol de las emociones al poder adelantarse a su propia respuesta ante determinadas situaciones.

Son buenos observadores y tienen claros sus proyectos personales y metas.

La reflexión calmada y tranquila desenreda todos los nudos. – Harold MacMillan

Hoy vas a esforzarte en escuchar antes de hablar, en entender lo que el otro quiere decirnos, así como organizar nuestra respuesta antes de darla.

Si vas a tomar una decisión, vas a valorar  los pros y los contras previo a hacerlo.

Cuando hayas llevado a cabo alguna decisión, evalúa las consecuencias,  lo que más te ha gustado, lo que mejor has hecho, así como lo que tendrás que mejorar en el futuro. Siempre desde este punto de vista constructivo, no destructivo y dañino.

Identifica las razones de tus últimas tres acciones con las que no quedaste satisfecho y haz una lluvia de ideas sobre alternativas para el futuro.

Inicia una actividad y pregúntate: ¿Por qué? ¿Cuándo? ¿Cómo?

Como un buen jugador de ajedrez, desarrolla una estrategia antes de hacer un movimiento con tus fichas.

No olvides apuntar en tu diario tu experiencia personal con esta tarea. ¡Disfruta del ejercicio!

BLOG - video blog

Día 17: Oh Capitán, mi capitán

Este ejercicio corresponde al taller Aprende a ser feliz en 30 días con 30 pequeños gestos diarios

Comparte un secreto. Guarda un secreto.

La manera de generar un vínculo más fuerte con los tuyos es compartir parte de nosotros, de nuestra intimidad, así como preservar la intimidad de los nuestros. Dejarnos ver claramente, desnudarnos emocionalmente ante otro. Por otro lado, cuando alguien tiene este gesto con nosotros, debemos cuidarlo con mimo, como si de un tesoro se tratase.

Es un gesto de aceptación hacia el otro, y cuando el otro me acepta, esto fomenta mi autoestima, mi propia seguridad.

Dejo de sentirme solo, de cargar sobre mis hombros aquello que me pesa y paso a compartirlo con alguien más.

Para hacer este ejercicio, tendrás que hacer previamente dos elecciones: lo que quiero compartir, y con quien quiero hacerlo.

Puede ser un acontecimiento pasado, una opinión, una reflexión…lo único importante, es que sea personal e íntimo.

Y la persona elegida tiene que despertar en ti sentimientos de seguridad y cariño, solo así te sentirás lo suficientemente cómodo como para hacer esta actividad.

El vínculo que engendra la confianza es único y  una amistad verdadera solo existe si se da la confianza, por ello, hoy comparte un secreto.

Seguramente, la persona elegida también quiera compartir algo intimo contigo, guárdalo, respétalo, cuídalo como un regalo.

No olvides apuntar en tu diario tu experiencia personal con esta tarea. ¡Disfruta del ejercicio!

BLOG - video blog

Día 16: Entra en el club

¡Comenzamos con la siguiente tanda de ejercicios!

Este ejercicio corresponde al taller Aprende a ser feliz en 30 días con 30 pequeños gestos diarios

Cuida tu humor.

Ya sabes lo importante que es reír y sonreír respecto a uno mismo y los demás. Hoy vamos a aplicar esto para nosotros y los demás. No solo la risa, sino esforzarnos en cuidar nuestro humor, ser divertidos.

En esta ocasión te pido ir un poco más allá, no solo ver el lado positivo de las cosas, lo que quiero es que veas el lado cómico de las mismas.

Esfuérzate en sacar una sonrisa a alguien. Asiste a  una comedia o un espectáculo divertido. Aprende un chiste y cuéntalo. Anima a un amigo que esté triste.

Encuentra la diversión y el lado cómica de las situaciones. ¡Diviértete!

 No olvides apuntar en tu diario tu experiencia personal con esta tarea. ¡Disfruta del ejercicio!