BLOG - video blog

Un paseo por la maternidad. Una visión como mamá y como psicóloga

¡Qué enorme, qué rica y qué bonita es la maternidad!

Acabo de ser mamá. Ahora entenderás mi ausencia durante un tiempo tanto en la web como en las redes.

No estoy de vuelta al cien por cien (ni por asomo) , ya que ahora soy mamá a tiempo completo.

He de decir que estoy viviendo un momento feliz, distinto, complicado y mágico de mi vida: la maternidad.

En mi opinión, la maternidad es un viaje que comienza desde el momento en que el deseo de ser madre se instaura en tu corazón.

Es a partir de ese momento desde el que voy a dar un paseo contigo para aportarte mi conocimiento como psicóloga pero también mi experiencia como mamá , con recomendaciones y reflexiones pero también ilusiones, miedos, inseguridades y cómo he podido afrontarlas. Espero que te sea interesante y útil.

Se trata de un trabajo mucho más personal de lo que te tengo acostumbrado, pero en este momento de mi vida me ha ayudado mucho leer e informarme; Con el fin de aportarte lo mismo comienzo esta andadura

maternidad

Al igual que en los últimos trabajos que he hecho, subiré artículos y también intentaré subir videos.

Respecto a los videos no tengo muy claro si podré subir muchos, si subiré alguno con el sonido de fondo de mi bebé o si no se dará la ocasión de subirlos por el mismo motivo.

De cualquier modo intentaré abordar los distintos momentos que he ido viviendo en este paseo por la maternidad

Ya sabes que puedes interactuar conmigo dejando tu duda o sugerencia. Intentaré dar respuesta lo antes posible (ahora más que nunca, ten paciencia si tardo en responder)

Comenzamos dentro de poco ¿Me acompañas?

Maternidad y paternidad: cuando se instaura el deseo

7 consejos para sentirte segura en el embarazo

Embarazo y pareja

Recomendaciones para disfrutar del parto

BLOG - video blog

Empieza bien el año desde el autocuidado

La autoestima, el autocuidado, es una forma de relacionarte contigo mismo que siempre hay que trabajar.

Año nuevo suele ser una fecha especial para muchas personas para comprometerse consigo mismo y su felicidad.

Si bien esto es algo simbólico, cualquier momento será maravilloso si se trata de darte una oportunidad para mejorar.

Algunas recomendaciones para empezar bien el año:

1. Sueña

En España celebramos año nuevo con el ritual de tomar 12 uvas por cada campanada.

Con cada uva puedes pedir un deseo. ¿Qué tal si elaboras esos deseos?

Piensa qué te gustaría conseguir en este año que empieza.

Esto es básico desde el punto de vista de la autoestima y el autocuidado

Te animo a que formules tus deseos desde lo que tú puedas hacer , es decir, desde lo que dependa de tu esfuerzo

Por ejemplo: quiero cuidarme más, quiero pasar más tiempo con los míos , quiero ser más paciente

2. Cierra el ciclo pasado

Dedicar unos momentos a zanjar todo lo que te ha acompañado de manera negativa durante este año.

La idea no es que te deshagas de todo en este momento, si no el compromiso de cerrar lo que no sea bueno para ti.

Formula tus peticiones de cierre desde lo que tú puedes hacer y cómo puedes resolverlo.

Por ejemplo: voy a intentar cambiar de este trabajo que me hace infeliz y para ello voy a ponerme a buscar otro.

3. Ten cerca a los importantes

Muchas veces esto no puede hacerse, no os encontráis cerca. Entonces busca la manera.

Actualmente hay recursos como el teléfono móvil, con aplicaciones de videollamadas , mensajería instantánea o redes sociales.

En cualquier caso, hazles saber que les tienes presentes.

Y esto es fundamental para todo el año, para toda tu vida.

4. Recuerda a los que ya no están

Esto es especialmente duro los primeros años tras la pérdida.

Aunque sea doloroso, es importante que le recuerdes con todo el cariño que puedas.

Hablad de él o de ella, contad anécdotas.

Ten un momento personal e íntimo para su recuerdo. Puedes ayudarte de una foto, alguna pertenencia o lugar especial.

Busca el modo, pero recuerdale

5. Haz lo que quieras

Suena tan fácil y es tan importante… Y es que se esperan muchas cosas en estas fechas.

Se tienen expectativas muy altas de cuánto y cómo se debe disfrutar estos días, y con frecuencia esto choca con la realidad.

Haz lo que sientas, no lo que se espera de ti, es una buena ocasión para trabajar tu autocuidado.

Eso si, aplica el sentido común.

Son fechas donde la convivencia con familiares y amigos se hace más intensa y si sólo piensas en tu bienestar, el conflicto está garantizado.

Haz lo que necesites hacer pero ayúdate de la empatía para establecer unos límites saludables y poder disfrutar de estos momentos.

 

Desde el equipo de psicologaenmadrid te deseamos unas felices fiestas y un feliz 2018

 

 

 

BLOG - video blog

10 consejos para apoyar a tus hijos en los estudios

Los estudios de los hijos pueden generar en ocasiones conflicto y malestar en la familia.

Con frecuencia supone la preocupación ante la posibilidad de un fracaso escolar y presión en el deseo de un futuro mejor para ellos.

Pese a la buena intención de ayudar y evitar problemas, se consigue en multitud de ocasiones el efecto contrario: que rechacen con mayor fuerza el estudio y todo lo que conlleva.

10 consejos para abordar los estudios con tus hijos

1. Reaccionar sereno

En caso de que los resultados no sean los esperados, asegúrate que la frustración y el enfado no te dominen. Deja la conversación para otro momento, tómate tu tiempo si es necesario, hasta que estas emociones disminuyan. Demuestra tu disgusto y házselo saber , pero sin dejar de mostrar apoyo y ánimo.

2. Buscar juntos en qué se ha fallado

Valorad el tiempo y la dedicación que se ha tenido a los estudios, la dificultad de las tareas, el método de estudio.

3. Valorar si puede estar afectando algún otro asunto

Puede que los malos resultados no se deban sólo al desinterés, si no que estén influyendo otras situaciones como dificultades de aprendizaje, problemas de concentración, afecciones médicas, estrés, situaciones familiares y demás

niños tristes estudios

4. Disminuir la presión

La exigencia puede generar baja autoestima y desmotivación por no cumplir las expectativas. Es importante señalar cuales son sus obligaciones y ofrecer apoyo adecuadamente

5. Evitar los castigos persistentes

Lo recomendable es dar unas normas claras y firmes, especificando las consecuencias de no asumir su responsabilidad.

Los castigos persistentes generan un clima desagradable y rebeldía por parte de los hijos.

castigoestudios

6. Premiar los buenos resultados

No sólo el resultado final, sino también el proceso de estudio que ha llevado a cabo.

7. Dedicar el momento adecuado a la conversación sobre los estudios

Es importante que esta conversación sea con una perspectiva positiva y dedicarle tiempo y entrega.

Evitar que esta conversación se repita durante actividades que pudieran ser agradables como las cenas o comidas. Es preferible dedicarle plena atención a este momento

abordarestudios

8. No comparar

Es fundamental valorar a cada uno por quién es y por cómo es, cada persona es diferente en cuanto a fortalezas y debilidades

9. Responsabilizar sólo de lo que le corresponde

No cargar con responsabilidades que no son propias. Comentarios del tipo «Tienes que sacar buenas notas porque necesitamos conseguir la beca» «Cualquier día nos ponemos malos del disgusto»

10. Crear un hábito de estudio

A través de organización y planificación puedes ayudar a tus hijos a estudiar de una manera más eficaz. Muéstrate disponible si necesitan ayuda mientras ellos realizan sus tareas.

apoyoestudios

Artículo realizado por Eva Torreblanca Vacas

BLOG - video blog

5 consejos para apoyar a alguien que está triste

Gestionar la tristeza no es fácil. Resulta complicado cuando eres tú mismo quien se está sintiendo triste pero igualmente muchas veces habrás sentido impotencia al intentar apoyar a alguien que lo está. Por eso te animo a seguir estos cinco consejos sencillos pero eficaces para apoyar a esa persona:

5 consejos para apoyar durante la tristeza:

  1. Escucha para comprender:

    Deja que la persona que se encuentra triste pueda desahogarse para que tú puedas conocer qué es lo que le sucede.

    Para comprenderlo, será fundamental que hagas una buena escucha: pregunta, no interrumpas, respeta sus tiempos para sacar su dolor.escuchar-tristeza

    Acompaña su dolor mostrando emociones parecidas a las suyas.

    La idea no es sólo escuchar, si no que esa persona se sienta escuchada.

  2. Valida. No juzgues ni minimices

    Validar significa aceptar lo que sea que esa persona esté sintiendo. No implica dar por válido una conducta, sino su dolor.

    Por lo que es importante que nunca cuestiones su tristeza.validartristeza

    Con frecuencia se cae en el terrible error de intentar aliviar a los demás señalando que aquello que le hace daño  no es tan importante. 

    Esto muchas veces lo único que consigue es que la otra persona se sienta terriblemente incomprendida.

    Para ello será suficiente con que señales que entiendes que se sienta triste, o preocupado, o dolido.

  3. No resuelvas. No peques de experto

    Cuidado con dar soluciones prematuras.

    Seguramente esa persona lleva un tiempo intentando resolver  lo que le está haciendo daño y no ha encontrado el modo.inferioridad-triteza

    Qué tú le des una «rápida y fácil» solución solo aumentará su sensación de incapacidad.

    Espera a que te pida consejo u opinión para darla.

    Descubrirás que muchas veces lo único que la otra persona necesita es sentirse escuchado

  4. Sujeta corporalmente

    Abraza. Coge del brazo. Acaricia su mano. Besa sus mejillas. Pon tu mano sobre su espalda o sus rodillas si está sentado.
    abrazo-tristeza

    Haz que esa persona sienta tu contacto cálido y esto le ayudará a poder flaquear.

    Tú le sujetas en esta ocasión

  5. Acompaña

Simplemente haz por estar.

Haz compañía: podéis estar sentados juntos, o en la misma estancia, viendo la televisión o una película. Dar un paseo.

acompañar tristeza

Que entienda que estás cerca

Comparte con nosotros algún consejo para apoyar a aquella persona importante que se siente triste

BLOG - video blog

Lo que nos enseñan los elefantes sobre la tristeza

La tristeza es una emoción que no resulta agradable de por sí, de ahí que se la catalogue como negativa.

Que sea desagradable supone que para muchas personas es una emoción difícil de gestionar. Ten presente que aunque se considere una emoción negativa no es «mala». No hay emociones malas o buenas, sino agradables o desagradables.

El objetivo es aprender a gestionar las emociones adecuadamente. Observando la conducta de los elefantes vas a aprender a gestionar bien la tristeza.

¿En qué consiste la tristeza?

Cuando estás triste no te apetece hacer nada (apatía), ni disfrutas igual de las cosas (anhedonia). Te sientes vulnerable y frágil, sin energía.

Sin embargo, es la emoción sanadora por excelencia, la que  acompaña ante la pérdida y  permite procesar para poder adaptarnos a las nuevas circunstancias.

tristeza

A muchas personas no les gusta esta sensación de fragilidad y con frecuencia se empeñan en negarla convirtiendo la tristeza en otra emoción, por ejemplo, enfado. Esto, en lugar de ser beneficioso, resulta del todo perjudicial ya que en el enfado los demás se alejan para protegerse y esta soledad no es lo que se necesita cuando se está triste. Otras personas no se permiten sentir esta tristeza, evitándola o negándola,  llegando a sufrir dificultades como un duelo no resuelto.

¿Qué nos enseñan los elefantes?

Unos excelentes maestros para saber cómo gestionar la tristeza son los elefantes. Estos maravillosos animales son un perfecto ejemplo de manada.

Son animales pacíficos, no son depredadores, su mayor fortaleza reside en su tamaño y la unidad entre ellos: cuando un miembro de la manada se encuentra frágil, el resto se hace cargo.

Cuando una cría de la manada se encuentra en dificultades, los adultos de la manada se encargan de rescatarlo y protegerlo.

 

Cuando un elefante va a morir el resto de la manada lo acompaña en su último viaje hacia el cementerio de elefantes. No le dejan solo.

El humano puede aprender de estas criaturas increíbles cómo gestionar la tristeza: En los momentos donde te sientas triste, frágil, vulnerable, apóyate en los tuyos. Desahógate con ellos, permite que te cuiden.

No temas hacerlo, ya que aunque es cierto que en un primer momento tu tristeza les disgustará, el hecho de poder cuidarte te ayudará a ti y les hará sentirse plenos por haberlo hecho.

elefantecachorro

¿Te relacionas como un elefante ejemplar en tu manada?

BLOG - video blog

Cinco consejos sobre cómo ayudar en la depresión a mi pareja

 

La depresión es un problema que afecta a quien lo sufre pero también a su entorno. En el caso de la pareja esto es especialmente importante, pudiendo llegar a estropear la relación entre ambos.

 

5 consejos para combatir la depresión de tu pareja

1. Muestra empatía

Permite que sienta cómo se siente y no lo cuestiones. Puede que no entiendas sus razones pero demuestra que entiendes cómo se siente, que comprendes su tristeza.

2. Exige menos y anima más.

Tu pareja ya se ha exigido y castigado bastante a lo largo del día. Necesita que se le recuerde que puede hacerlo, no que debe.La depresión se caracteriza por creer que no se puede hacer nada bien y que todo lo hecho saldrá mal, ayuda a entender que no todo va a ser catastrófico y que puede conseguir sus objetivos.

3. Mantente activo

Recuerda que hay que hacer cosas para estar bien y no estar bien para hacer cosas. Propón planes y actividades , gradualas en base a su capacidad en ese momento de afrontarlas y el nivel de tristeza en el que se encuentre. En un proceso de depresión no se disfruta de lo que antes se disfrutaba de la misma manera, pero sólo manteniéndose activo, puede recuperarse el ánimo.

pareja activa

4. Ayuda un poco más con las tareas

Igual que si tuviera cualquier otro tipo de dolencia. Asume un poco más las tareas que son responsabilidades en común, entendiendo que no puedes asumirlo todo y permitiendote a ti también no hacer de más si no puedes. La depresión se caracteriza por no tener ganas de hacer nada, es parte del problema.

5. Respeta tu propio espacio.

Si no cuidas tu tiempo, tu espacio y tus amistades, puede que termines cayendo en la misma trampa de la depresión, lo que será un flaco favor para ambos. Para poder ayudar a tu pareja, has de cuidarte primero tú.

Os dejo un bonito corto sobre la depresión en familia.

 

¿Te animas a contar tu experiencia con la depresión?