BLOG - video blog

Tinder: 6 consejos para sacarle el máximo partido

Aplicaciones como Tinder o Meetic pueden ser muy interesantes para conocer a gente e incluso dar pie al comienzo de una relación.

Sin embargo, si no haces un trabajo psicológico previo, puede llegar a ser un alimento para tus inseguridades.

Estos son algunas recomendaciones para que puedas disfrutar de estas aplicaciones de manera saludable.

6 consejos para disfrutar de Tinder

1. Esfuérzate con el perfil

Esfuérzate tanto a la hora de crear tu perfil como a la hora de leer el perfil de esa persona que te ha llamado la atención.

Los perfiles en Tinder y demás aplicaciones , son una carta de presentación.

Intenta resultar atractivo, en aportar algo diferente y que te guste de ti.

Por ello entiende que el perfil de esa persona que te ha gustado es sólo un pequeño resumen de las cualidades que más aprecia.

Por lo tanto,  mejor conoce en persona, porque tendréis muchos más aspectos que es posible que os unan u os separen.

2. Se honesto contigo

Antes de comenzar a utilizar Tinder, ten claro qué es lo que buscas en esta aplicación.

Puede que busques conocer a gente, pasar un buen rato o buscar una pareja.

El reclamo de estas aplicaciones es que puedes encontrar el amor a través de ellas.

Sin embargo, hay gente buscando muchos tipos de relación, y ¡es genial! sólo trata de ser honesto contigo para poder ser honesto con el otro y ubicaros lo antes posible.

3. Ajusta expectativas

Si eres un romántico empedernido y sueñas con encontrar al amor de tu vida en esos perfiles ¡ajusta expectativas!

Pues si, hay mucha gente con una historia preciosa que comenzó con ayuda del móvil,  pero la realidad es que el enamoramiento viene después, en las citas, en conocerse, dar lo mejor de sí mismo y cuidar esa relación.

No busques señales mágicas en su perfil o en los chats, ahí solo busca afinidad, un excelente comienzo.

4. Empatiza

¡Cuántos dolores de cabeza el pensar que esa persona está conociendo a otras personas!

Justo igual que tú. Para eso estáis ahí.

Recuerda los pasos previos para sufrir menos entendiendo la finalidad Tinder.

5. Se claro

Si la adivinación del pensamiento del otro es un imposible, más difícil te será intuir qué siente el otro a través de Tinder

Lo que más información te da es el lenguaje no verbal, lo que observas en su conducta.

Estas aplicaciones aún no te pueden dar esa información, así que no dudes en expresarte y preguntar.

Si tienes miedo a un rechazo, piensa que es mejor que acabe lo antes posible para no invertir más tiempo ¿No crees?

6. Si os gustáis, cerrad la aplicación

Este punto tiene que estar claro.

En el momento en que acordéis daros una oportunidad como algo más que una amistad, cierra la aplicación.

Sólo supondría un foco de conflicto

Anímate y cuéntanos si has encontrado el amor o alguna decepción en Tinder

 

 

 

BLOG - video blog

Tres mitos que empeoran tus relaciones sociales

Para este artículo me inspiro en una breve pero excelente guía de Habilidades Sociales en la página de psicología Psicopedia

En esta guía  distinguen entre habilidades sociales básicas (para conectar) y avanzadas (respecto a la persuasión).

En este artículo conocerás algunas ideas que te dificultan tus relaciones sociales

Tres mitos que empeoran tus relaciones sociales:

1.Se nace con o sin carisma

Con frecuencia la gente se considera con o sin carisma, y se relacionan en base a esta creencia, algo que además se va retroalimentando con el entorno.

Expresiones como «es una niña muy tímida» van generando en la persona la idea de tener dificultades a la hora de relacionarse (inseguridad) , y por lo tanto, relacionarse con dificultad. Y he ahí la «pescadilla que se muerde la cola».

Las habilidades sociales se adquieren, se aprenden, se desarrollan y se mejoran. Algunas personas pueden hacerlo desde la infancia y otras en otros momentos vitales.

Lo cierto es que cualquiera que se sienta inseguro va a tender a encerrarse en sí mismo, naturalmente.

Esto señala que muchas veces la dificultad no está en las habilidades sociales, si no en no enfrentarte a la sensación de inseguridad.

Tal y como señala la citada guía, has de entender que primero va sentir el miedo y enfrentarte a él, para después ganar la confianza en ti mismo.

Se puede ser una persona más o menos introvertida y con excelentes relaciones sociales.

2. Debes fingir seguridad y confianza en ti mismo para tener éxito

Cuando explico esto en sesión, siempre recuerdo a uno de mis profesores de la Universidad, un prestigioso psicólogo que insistía en recordarnos que no debemos saberlo todo. Nadie lo sabe todo.

Tener la humildad de reconocer que no sabes algo, o que no te sientes seguro, lejos de generar mala imagen en muchas ocasiones generará empatía con la persona que te escucha.

Imagina que tienes que dar una charla frente a un grupo de personas. Una manera adecuada de comenzar podría ser:

«Buenos días compañeros, hoy vengo a explicaros un tema en el que llevo tiempo trabajando. Espero conseguir que os guste y os resulte interesante, así que disculpad si me notáis algo nervioso»

Esos «nervios», esa inseguridad abiertamente expresada, sólo señala el interés y la dedicación por tu parte en el proyecto. Lo que probablemente generará la simpatía del público facilitando las relaciones sociales.

3. Si te abres emocionalmente te harán daño

Estas navidades hice un curso interesantísimo de psicodrama, en él, nos explicaron cómo trabajar en grupo esta técnica.

Una persona se ofrecía como «actor» y se abría emocionalmente reflejando una situación personal conflictiva. Aunque era esta persona la que se ofrecía para trabajar sobre sus propias circunstancias, todos los demás lo hacíamos desde las nuestras.

La mujer que impartía el curso, profesora de una universidad argentina, animaba a esta apertura emocional y para ello señalaba que la emoción es universal. Cuando tú expresas una emoción, la persona que te recoge en algún momento ha sentido algo parecido.

Y así sucedió que en un momento del trabajo el grupo entero (5 psicólogas) llorábamos juntas. Todas acompañando a la valiente que se ofreció para el trabajo, pero también conectando con nuestro propio dolor.

Pero ahí no queda la cosa.  De ese dolor que se siente por empatía, al entender el dolor del otro, nace una respuesta para reducirlo o eliminarlo. 

Evidentemente, hay que aplicar unas dosis de sensatez y tener en cuenta la persona en la que nos apoyamos y el momento en que lo hacemos, pero en principio, que alguien se abra a ti hará que saques lo mejor de ti mismo para cuidarlo. Y  a la inversa.

Abrirnos emocionalmente es el único camino para vincularnos de manera real a los demás. Es el único camino para intimar, para asegurar calidad en las relaciones sociales.

¿Se te ocurren otros mitos que te han impedido desarrollar tus habilidades sociales?

 

 

 

 

BLOG - video blog

3 pasos para defenderte

Defender nuestra opinión a veces resulta difícil. En este vídeo explico cómo hacer una crítica constructiva,es decir, defender tu punto de vista cuando está enfrentado al de otra persona pero respetando también al otro.

Esta técnica sirve para mejorar la comunicación, entender la posición del otro y hacer entender la tuya propia evitando conflictos mayores con posterioridad.

Aunque en un primer momento pueda resultar incómodo , expresarte te ayudará a que tus relaciones mejoren y también lo haga tu autoestima.

3 pasos para defenderte

 

 1. Escoge un momento adecuado

En la medida de lo posible, intenta que esta conversación se de en un momento en el que ambos estéis tranquilos

2. Se descriptivo

Describe lo que te molesta y la forma en que te hace sentir de la manera más clara posible, usando expresiones que describan la conducta y no a la persona

3. Se directo

Pide claramente lo que quieres y en la medida de lo posible, involúcrate en la solución. Plantea varias soluciones y muestra la intención de participar en resolver el conflicto.

 

Echa un vistazo al vídeo para conocer mejor esta técnica y poder ponerla en práctica.

¿Cómo te sientes cuando te expresas?

 

BLOG - video blog

El taller de la autoestima

(TALLER ONLINE/ DISPONIBLE EN LA WEB)

En las próximas semanas vamos a realizar a través de esta web un taller para mejorar nuestra autoestima.

Mejorar la autoestima es una de los objetivos más frecuentes entre los pacientes de consulta, algunos de ellos lo piden directamente, ya que saben que se han olvidado de ellos mismos un poco y otros pacientes lo solicitan a lo largo de las sesiones.

Cuidar la autoestima es una tarea que ha de mantenerse a lo largo del tiempo, no sólo hasta que te encuentres mejor contigo mismo, si no que quererte ha de ser una prioridad durante toda tu vida.

¿Cómo se hace?

Cada semana trabajarás una habilidad y una serie de estrategias para fomentar una buena autoestima.

Es importante que añadas las estrategias semana a semana, no sustituyas unas por otras: la segunda semana tendrás que mantener la estrategia adquirida la primera, la tercera semana la adquirida en la segunda y la primera y así sucesivamente.

Puedes empezar el taller cuando quieras, aunque lo ideal es que cada semana comiences con la tarea recomendada

«Mi mejor amigo es el que saca lo mejor de mi mismo.» Henry Ford

¿Cuál es el objetivo del taller?

La autoestima se refiere a la forma en que te relacionas contigo: cuidándote, estimándote, queriéndote, y respetándote.

Se trata de la forma en la que hablas contigo mismo , el discurso interno, pero también en la forma en la que te relacionas con los demás y cómo abordas aquello que es importante para ti.

Recuerda trabajar cada uno de estos aspectos y esfuérzate en mantenerlos. Haz un mayor esfuerzo cuando más a disgusto te encuentres contigo y es que «quiérete cuando menos (creas que) lo merezcas, que será cuando más lo necesites»

autoestima2

Recuerda que puedes interactuar con el taller dejando tus comentarios con tus propias opiniones y experiencias

¿Preparado? ¡Comenzamos en breve!

Semana 1. Reconoce tus logros

Semana 2. Aprende a darle la importancia justa a las cosas

Semana 3. Aprende a hacer autocrítica

Semana 4. Exprésate. 4 pasos para ser asertivo

Semana 5. Retate