BLOG - video blog

Día 30: ¡Ponte a girar!

Este ejercicio corresponde al taller Aprende a ser feliz en 30 días con 30 pequeños gestos diarios

Comprueba cuánto has crecido

Hoy toca a su fin este taller de 30 sencillos ejercicios en el que descubrimos que tenemos que cuidarnos, cuidar a los nuestros, ser generosos, ser valientes, ser prudentes, disfrutar de la naturaleza, olvidarnos algún día de las preocupaciones, darnos un capricho, perdonarnos, querernos ,gustarnos…¡hemos aprendido tanto!

Habrás comprobado que muchos de los ejercicios ya los conocías, quizá los disfrutabas de por sí, pero puede que no te dieras cuenta. Ahora eres más consciente.

Y estaban esos otros ejercicios, los que no practicas tanto o quizá nunca habías practicado ¡y vaya descubrimiento! Ahora no los olvides.

Date cuenta de esto: no eres una piedra, estática , sin posibilidad de cambio. Eres alguien moldeable, que cada día cambia, puede superarse, puede crecer.

Aprovecha esta cualidad humana y exprímela. No dejes de esforzarte en ser mejor cada día.

Para cerrar el taller, vamos a hacer un repaso de los ejercicios que más te han gustado, los que ahora forman parte de ti  y que enriquecen tu nueva identidad. Vamos a describir tus nuevas herramientas, tus nuevas armas para ser feliz, tus nuevas cualidades:

En el taller de la Rueda de la Vida he aprendido que disfruto con…………

Soy feliz con…………….

Quiero esforzarme en………….y voy a hacerlo así:……

Mis nuevos objetivos son……….

Voy a cuidar más a………..

Quiero a……….

Me respeto por………….

Espero que hayáis disfrutado mucho del taller y que estos ejercicios os hayan ayudado a ser más felices y a comprender que la felicidad no es un destino, sino un camino que recorrer cada día.

Recordad siempre que la vida es como una rueda donde hay que cuidar y mimar toda y cada una de sus áreas para que esta ruede mejor.

Probemos qué tal la has inflado. ¡Adelante!¡No pares de girar!

¡Haz de la felicidad un hábito!

 

 

 

BLOG - video blog

Día 29: Haz las paces contigo mismo

Este ejercicio corresponde al taller Aprende a ser feliz en 30 días con 30 pequeños gestos diarios

Hoy vas a reconciliarte con tu pasado

Todos cometemos errores. Todos y cada uno de nosotros. Somos seres humanos, criaturas que se equivocan y aprenden.

Cuando miras hacia el pasado con dolor, vergüenza o arrepentimiento, no estás siendo justo contigo mismo. La persona que eres ahora sabe mucho más que aquella a la que miras con desprecio en el pasado.

Has vivido una serie de experiencias que aquella persona no había vivido. Por eso sabes que la decisión que tomaste no fue la adecuada, pero aquella persona no lo sabía. Así que no es justo que te compares con ella y la critiques.

Acepta que la persona del pasado hizo lo que pudo y lo que pensó que sería mejor en ese momento. Se equivocó, pero es que somos humanos.

Hoy vas a escribirte una carta para ti. Es una carta compasiva, que te ayudará a perdonarte y a aceptarte todavía más.

Escribe en una hoja las frases que ahora te indico y complétalas tú mismo:

Carta de perdón hacia uno mismo:

Me siento orgulloso / a de ti porque…
– Las cosas que más valoro de ti son…
– Me has ayudado a…
– Me has acompañado en…
– Cuando te he necesitado tú…
– Me siento inseguro/a cuando tú…
– Me siento seguro/a cuando tú…
– Me siento feliz cuando tú..
– Te perdono…
– Entiendo que…
– Acepto que….

 

TE QUIERO TAL Y COMO ERES, POR ELLO ME SIENTO…Y PIENSO…

No olvides apuntar en tu diario tu experiencia personal con esta tarea. ¡Disfruta del ejercicio!

BLOG - video blog

Día 18: Como kasparov

Este ejercicio corresponde al taller Aprende a ser feliz en 30 días con 30 pequeños gestos diarios

Hoy vas a ser prudente.

Todos tenemos la capacidad de ser reflexivos así como la de dejarnos llevar y destapar nuestra parte más impulsiva.Hoy vamos a potenciar nuestra prudencia.

Las personas reflexivas tienen un buen conocimiento de sí mismos y su propia realidad. Conocen sus gustos, preferencias, su carácter; todo esto beneficia un mayor autocontrol de las emociones al poder adelantarse a su propia respuesta ante determinadas situaciones.

Son buenos observadores y tienen claros sus proyectos personales y metas.

La reflexión calmada y tranquila desenreda todos los nudos. – Harold MacMillan

Hoy vas a esforzarte en escuchar antes de hablar, en entender lo que el otro quiere decirnos, así como organizar nuestra respuesta antes de darla.

Si vas a tomar una decisión, vas a valorar  los pros y los contras previo a hacerlo.

Cuando hayas llevado a cabo alguna decisión, evalúa las consecuencias,  lo que más te ha gustado, lo que mejor has hecho, así como lo que tendrás que mejorar en el futuro. Siempre desde este punto de vista constructivo, no destructivo y dañino.

Identifica las razones de tus últimas tres acciones con las que no quedaste satisfecho y haz una lluvia de ideas sobre alternativas para el futuro.

Inicia una actividad y pregúntate: ¿Por qué? ¿Cuándo? ¿Cómo?

Como un buen jugador de ajedrez, desarrolla una estrategia antes de hacer un movimiento con tus fichas.

No olvides apuntar en tu diario tu experiencia personal con esta tarea. ¡Disfruta del ejercicio!

BLOG - video blog

Día 17: Oh Capitán, mi capitán

Este ejercicio corresponde al taller Aprende a ser feliz en 30 días con 30 pequeños gestos diarios

Comparte un secreto. Guarda un secreto.

La manera de generar un vínculo más fuerte con los tuyos es compartir parte de nosotros, de nuestra intimidad, así como preservar la intimidad de los nuestros. Dejarnos ver claramente, desnudarnos emocionalmente ante otro. Por otro lado, cuando alguien tiene este gesto con nosotros, debemos cuidarlo con mimo, como si de un tesoro se tratase.

Es un gesto de aceptación hacia el otro, y cuando el otro me acepta, esto fomenta mi autoestima, mi propia seguridad.

Dejo de sentirme solo, de cargar sobre mis hombros aquello que me pesa y paso a compartirlo con alguien más.

Para hacer este ejercicio, tendrás que hacer previamente dos elecciones: lo que quiero compartir, y con quien quiero hacerlo.

Puede ser un acontecimiento pasado, una opinión, una reflexión…lo único importante, es que sea personal e íntimo.

Y la persona elegida tiene que despertar en ti sentimientos de seguridad y cariño, solo así te sentirás lo suficientemente cómodo como para hacer esta actividad.

El vínculo que engendra la confianza es único y  una amistad verdadera solo existe si se da la confianza, por ello, hoy comparte un secreto.

Seguramente, la persona elegida también quiera compartir algo intimo contigo, guárdalo, respétalo, cuídalo como un regalo.

No olvides apuntar en tu diario tu experiencia personal con esta tarea. ¡Disfruta del ejercicio!

BLOG - video blog

Día 15: Date un capricho

Este ejercicio corresponde al taller Aprende a ser feliz en 30 días con 30 pequeños gestos diarios

Hoy vas a hacer una actividad agradable. Date un capricho

Te pongo un listado pero tú eliges lo que te apetezca hacer. Puede ser algo divertido, bonito, entretenido…lo que tú quieras.

Hoy vas a cuidar tu estado de ánimo.

– Escucha música

– Cómete un dulce

– Baila sin control

– Telefonea y habla largo y tendido con un amigo

– Juega en la nieve

– No te protejas de la lluvia

– Toma el sol

– Cuenta un cuento

– Conduce un coche sin destino fijo

– Ve al cine

– Cómete un helado

– Nada

– Mira la Luna y las estrellas

– Pasea despacio

– Enciende velas aromáticas

– Desayuna en la cama

– Échate siesta

– Siéntate a la sombra

– Canta


Completa tu lista y llévalo a cabo.

No olvides apuntar en tu diario tu experiencia personal con esta tarea. ¡Disfruta del ejercicio!

Continuaremos con los siguientes 15 ejercicios a partir del 02 de Septiembre

BLOG - video blog

Día 14: Hoy no pagas la bebida

Este ejercicio corresponde al taller Aprende a ser feliz en 30 días con 30 pequeños gestos diarios

Hoy vas a defenderte

Hoy vas a pensar en ti en lugar de estar pendiente de agradar y no molestar a los otros. Vas a ser asertivo.

Vas a defender tus derechos respetando los derechos de los demás.
No aguantes lo que te molesta por evitar el enfrentamiento. Hoy vas a decir aquello que no te gusta y el cambio que quieres conseguir en la otra persona.

Si no nos defendemos o lo hacemos de manera inapropiada, facilitaremos situaciones y conductas que disminuirán nuestra autoestima. Cuando no nos defendemos, es como si nos dijéramos a nosotros mismos que la otra persona vale más, con la consecuente mella en nuestra autoestima, así como cada vez que los defendemos nos reafirmamos y aumentamos nuestra confianza.

¿Y cómo lo hago?

1. Describe (sin interpretar ni juzgar) la conducta molesta:
2.Explica cómo esto te hace sentir
3. Pide el cambio que quieres
4. Comprométete con ese cambio poniendo de tu parte

Con el ejemplo del vídeo sería algo así: “Sueles comportarte de manera muy cercana y cariñosa conmigo. Esto me confunde y no se con claridad cuales son tus sentimientos hacia ti. Si tu solo me quieres como un amigo, necesito que te mantengas en ese punto. Yo puedo avisarte cuando entienda que estamos cruzando esa línea”

No olvides apuntar en tu diario tu experiencia personal con esta tarea. ¡Disfruta del ejercicio!

Y mañana Día 15: Date un capricho

BLOG - video blog

Día 12: Evita convertirte en Drácula

Este ejercicio corresponde al taller Aprende a ser feliz en 30 días con 30 pequeños gestos diarios

Perdona

Ante el daño, parece que la primera inclinación humana es reaccionar de forma negativa, correspondiendo de una forma similar. Perseguimos la venganza.

Evidentemente, esta actitud genera respuestas negativas: te hace sentir mal, te perjudica e incluso destruye relaciones.

El perdón romperá esta cadena de negatividad.

Pero, ¿qué es el perdón?. No estamos hablando de retomar la relación con la persona que nos ha hecho tanto daño, ni justificar ni minimizar el mal hecho. Tampoco se trata de olvidar lo sucedido.

Perdonar es contemplar el daño desde la distancia, sin que nos afecte más. Sin desearle daño a nadie sino buscando tu bienestar e incluso el del otro.

Perdonar es algo que se hace por uno mismo. Sin embargo, si tienes fuertes motivos para no perdonar, también hay que respetarlo. Quizá no sea el momento y aún tiene que pasar tiempo, o quizá nunca este momento llegue a acontecer.

Pero ten presente esta reflexión: «Agarrarse a la ira es como coger una brasa para arrojarla a alguien: el que se quema eres tú». Budha

Hoy vas a escribir una carta de perdón. Seguro que tienes en mente quien sería el destinatario. Pero fíjate, lo que te pido es que la escribas, no que la envíes, ya que el objetivo es aligerar tu carga, aliviar tu rencor. No necesariamente restablecer relaciones o retomar contacto. Que envíes o no la carta, depende de ti.

Describe el daño que has sufrido. Explica porqué aún te duele. Di que esperabas de esa persona y cómo te decepcionó.

Ahora intenta imaginar porqué pudo actuar como lo hizo y cómo le afectarían tus palabras. Vas a intentar verle como a una persona completa y no como el comportamiento ofensivo. Intenta imaginar la respuesta de esa persona ante tu perdón

Es posible que te cueste escribir la carta de perdón. Te puede parecer que el hecho es imperdonable y este ejercicio termine abrumándote. En ese caso, puedes dejar la carta y posponerla a otro momento, e incluso elegir otro destinatario y circunstancias; pero tan pronto como puedas, practica el perdón.

El rencor y el odio son pesados lastres en el camino de la felicidad.

No olvides apuntar en tu diario tu experiencia personal con esta tarea. ¡Disfruta del ejercicio!

Y mañana Día 13:

BLOG - video blog

Día 10: Conviértete en Árbol

Este ejercicio corresponde al taller Aprende a ser feliz en 30 días con 30 pequeños gestos diarios 

Reflexiona. Se espiritual.

La práctica frecuente de la meditación genera felicidad porque provoca un estado de conciencia y distanciamiento.

Busca un momento de reflexión. Contémplate como alguien pequeño dentro de un proyecto mucho mayor: el universo. Así como los árboles ancianos contemplan la vida pasar rápido, desde su quietud, desde su sabiduría.

Respira profundamente.

Medita.

Reza.

Genera buenos deseos para ti y para los demás.

Trabaja tu paz interior.

Es esencial dedicar media hora al dia a la meditación, salvo cuando uno está muy ocupado; entonces hace falta una hora entera. San Francisco de Sales

Puedes concentrar tu atención de muchas maneras: enfocándote en un solo objeto (la llama de una vela), en pensamientos o imágenes pero siempre sin juzgar o elucubrar sobre ellos, enfocándote en sonidos, en tu propia respiración. La meditación es una experiencia muy personal y se puede hacer de maneras muy diferentes.

En cualquier caso, al principio puede resultar complicado por lo que deberás tener paciencia y confianza. Despreocuparte y no esforzarte en exceso.

No olvides apuntar en tu diario tu experiencia personal con esta tarea. ¡Disfruta del ejercicio!

Y mañana Día 11. Nos vemos en Central Perk

BLOG - video blog

Día 6: No lo des por hecho

Este ejercicio corresponde al taller Aprende a ser feliz en 30 días con 30 pequeños gestos diarios

Quiere y hazlo saber. Cuida a los tuyos

Puedes hacerlo a través de palabras, gestos, actos.

Puede ser a un familiar, a un amigo, a tu mascota, a un desconocido ¡Todos ellos pueden beneficiarse de un gesto de cariño!

El vínculo entre las relaciones sociales y la felicidad es recíproco. Las personas más felices cuidan a sus buenos amigos y queridos familiares. Y quienes tienen buenos amigos y queridos familiares son más felices.

«La venganza es un placer que dura solo un dia; la generosidad es un sentimiento que te puede hacer feliz eternamente.» Rosa Luxemburg

Si cuidas a los tuyos, te cuidas a ti mismo. Esto te hará sentirte más feliz, y sentirte más feliz atraerá más gente a tu mundo y que estas relaciones sean de mejor calidad. De nuevo, esto te hará todavía más feliz y entramos en lo que los psicólogos de la corriente positiva llamamos “espiral ascendente”.

Te pongo algunos ejemplos, pero tú te conoces bien, así que estoy segura que sabrás quién es el destinatario de tu gesto y cómo vas a regalárselo. Hazlo tuyo. Personaliza.

Disfruta del “ruido de tu familiar”, la música que le acompaña, los sonidos más característicos que lleva consigo y que enriquece al lugar en el que se encuentra. Quédate en silencio. Escucha toda esta sinfonía. Disfruta de su presencia…Y luego, hazselo saber. Dile que le quieres. Dile que es importante para ti. Explica cuánto bien te hace.

Mima a tu mascota. Siente su pelo entre sus dedos, su calidez, sus sonidos. Abraza su cuerpecito contra el tuyo.

Besa a tus hijos. En la nariz, en las mejillas, en la frente, en los parpados. Diles una y mil veces que le quieres. Más que a nada en el mundo. Aunque no suelas hacerlo. Hazlo hoy.

Abraza a tu amigo. Escucha qué tiene que contarte. Busca su risa. Sonríele.

Pregunta a tu pareja qué tal ha ido su día. Vuelve a besarle apasionadamente. Vuelve a dormir abrazado/a a él/ella. Dile que lo amas.

Dona. Dona sangre. Dona médula. Dona tiempo. Dona un libro. Dona una sonrisa. Dona unos céntimos. Dona unos euros. Hazle la vida algo mejor también a un desconocido.

No olvides apuntar en tu diario tu experiencia personal con esta tarea. ¡Disfruta del ejercicio!

Y mañana Día 7. El mundo de Beakman

BLOG - video blog

Día 5: En busca de la felicidad

Este ejercicio corresponde al taller Aprende a ser feliz en 30 días con 30 pequeños gestos diarios

Dibuja un futuro amable

Hoy vas a intentar ilusionarte.

La desesperanza es un buen indicador de un futuro fracaso. ¿para qué voy a intentarlo , si no voy a conseguirlo?. No hay mejor manera de leer el futuro que generarlo tú mismo.

La idea es darle la vuelta. Es encontrar lo que te haría feliz y comenzar a luchar por ello. En la medida en que lo intentes con mayor intensidad, más probabilidades tienes de lograrlo. ¿Y si no lo logras? te queda la paz interior de haberlo intentado con todas tus fuerzas: Haber hecho todo lo que has podido, como has podido y cuando has podido.

Y quizá no hayas conseguido tu meta final, pero seguro que se han dado muchas ganancias en el intento. Frente a aquella actitud derrotista que no sólo te impide alcanzar tus metas, también te hace sentir mal contigo mismo por no haberlo intentado.

Dicen que al final de tu vida solo te arrepientes de aquello que no has hecho, de aquello que no has intentado. Hoy vamos a trabajar  tomar el control de nuestra vida. En ser dueños de la misma.

Hay muchas cosas que no podemos elegir, pero sí podemos intentar sacar el mayor provecho de ellas. Decir que no se puede escoger,  es escoger menos felicidad.

Así que hoy, busca un momento. Siéntate en un escritorio y planteate ¿Qué te gustaría conseguir?.

Piensalo bien. Tienes que ser realista y constructivo.

No te estoy preguntando por los contras ni por las dificultades. Sino que te pregunto por ¿Qué quieres en tu vida?, ¿Qué te haría feliz?, ¿Qué te gustaría para ti?

Cuando hayas conseguido responder a estas preguntas, describe los pasos para lograrlo comenzando desde atrás hacia delante, es decir, desde la meta hasta la línea de salida, el momento actual.

Como ya tienes la línea de partida y conoces el siguiente paso a dar, comienza tu proyecto inmediatamente. No lo pospongas.

Ahora sabes que aunque estés lejos de tu objetivo, vas por el camino adecuado, solo tienes que ponerte a andar y cuando lo hagas, recuerda que puedes mirar al futuro con ilusión de querer conseguirlo, no desde la frustración de estar aún lejos. Y mirar al pasado con satisfacción de haber avanzado, no con lamentos si no te gusta el punto de partida. Disfruta el presente, ilusionate y absorbe cada instante de experiencia, que es la vida.

Preparados…Listos…¡Vamos allá!

No olvides apuntar en tu diario tu experiencia personal con esta tarea. ¡Disfruta del ejercicio!

Y mañana Día 6. No lo des por hecho