BLOG - video blog

Sentimiento de culpa: cómo evitar que te domine

Como todas las emociones, el sentimiento de culpa tiene una función.

La culpa va ligada a la obligación.

Cuando incumples una obligación, se dan una serie de consecuencias negativas para ti;

El sentimiento de culpa aparece para que reconduzcas tu comportamiento y evites estas consecuencias negativas.

Sin embargo, hay un tipo de culpa que no es funcional.

Se trata de una culpa que no va ligada a una obligación real, si no a una exigencia que puede venir impuesta por el medio o por ti mismo.

De pequeños aprendemos la diferencia entre lo que está bien y lo que está mal de mano de los mayores, castigando o premiando la conducta.

El niño necesita la aprobación de los mayores, sentirse querido.

En la medida en la que el niño crece, esta necesidad de aprobación pasa a ser generalizada

Buscando la aprobación de los demás, llevándote a creer que tienes que hacer y decir lo que los demás esperan de ti.

¿Cómo evitar que la culpa te domine?

Cuando haces o dices algo que consideras que puede resultar inaceptable, se activa esa necesidad de aprobación y la culpa.

Y con el fin de ser nuevamente aceptado, terminas haciendo cosas que sabes que los demás aprobarán, incluso a pesar de ti mismo.

Seguramente has interiorizado que para ser buena persona hay que ajustarse a las necesidades y deseos de los que te rodean, pero nada más lejos de la realidad.

La idea es aprender a vivir la vida según tu propio código moral flexibilizando en base a las circunstancias a las que te enfrentas en lugar de las expectativas de los demás.

Para conseguirlo, cuestiona tu propio pensamiento y cuando te descubras con una exigencia («tengo que») , reformula desde «me gustaría».

Sustituir por este otro tipo de pensamiento  te permitirá flexibilizar y conocer tu propio criterio:

«No te enfades, tienes que ser amable» vs «te encantaría no enfadarte y ser siempre amable, pero esta situación te ha dolido»

Para superar la culpa será fundamental que defiendas tus creencias, deseos y necesidades.

Independientemente de lo que piensen los demás.

¿Cuántas veces te has traicionado por el sentimiento de culpa de gustar a los demás?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te puede interesar:

Lo que nos enseñan los elefantes sobre la tristeza

La tristeza es una emoción que no resulta agradable de por sí, de ahí que se la catalogue como negativa. Que sea desagradable supone que

Leer Más
9 Jun, 2016

Entrevista para Radio Fiesta sobre la Psicología Positiva

Esta mañana he tenido el enorme placer de ser entrevistada por el maravilloso y cariñoso equipo del programa El Despertador de Radio Fiesta sobre la psicología

Leer Más
23 Sep, 2013

Maternidad y paternidad: Cuando se instaura el deseo

El deseo de ser padre o madre puede no aparecer nunca. O puede aparecer de una forma discreta, sútil, casi anecdótica. O puede aparecer como

Leer Más
10 Oct, 2018